Muchas de nosotras tenemos que hacer un sin fin de cosas para que nuestra melena logre la reestructuración luego de haberse sometido al calor de la secadora y de la plancha en más de un fin de semana que salimos de fiesta.

Nuestro cabello es la parte de nuestro cuerpo que esta más expuesta a padecer los efectos de la contaminación y de una mala alimentación. Por esa razón es que se merece un cuidado especial, no solo basta con el shampoo ni el acondicionador.

PUEDES VER TAMBIÉN: 6 tips para pasar de tu cabello oscuro a un rubio sin problemas

 

 

Las mascarillas para el cabello son una gran ayuda natural para iniciar el tratamiento que necesitamos pero depende mucho de los ingredientes que incluyamos para lograr el efecto que buscamos. No todas las mezclas son ideales para nosotras. Toma en cuenta el tipo y necesidad de tu cabello.

Mira estas 3 opciones de mascarillas que seguro te ayudarán mucho para conseguir el resultado que deseas.

1. Problema: pelo sin brillo o muy opaco

 

Necesitas: yema de huevo y miel

Mezcla los ingredientes hasta formar una “crema”, aplícala en tu cabello de puntas a raíces y déjala actuar durante 30 minutos. Retírala con tu shampoo.

TE PUEDE INTERESAR: 4 alimentos que están provocando la caída de tu cabello y debes de evitar

 

2. Problema: puntas abiertas y resequedad

 

Necesitas: aceite de argán y aloe vera

Mezcla tres cucharadas de aceite de argán y 6 de aloe. Extiende la mezcla por todo tu cabello y retira después de 35 minutos.
3. Problema: daño por el tinte

 

Necesitas: glicerina, huevo, aceite de oliva y vinagre blanco

Mezcla una cucharada de glicerina, dos de aceite de oliva, una de vinagre y dos huevos. Aplica en todo tu pelo y envuélvelo en una toalla caliente. Espera 25 minutos y retira con tu shampoo habitual. Puedes utilizar esta mascarilla hasta dos veces a la semana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Peines y cepillos ideales para usar según la necesidad de tu cabello

 

No olvides que una dieta balanceada, tomar suficiente agua y tratar a tu pelo con ‘cariño’ (cepillarlo con cuidado, secarlo sin jalarlo demasiado, etc), también cuenta en el tratamiento de recuperación de tu cabello.

Comentarios

¡Comenta Aquí!