Una joven en Estados Unidos, llamada Delanie Weyer era una chica común a sus 18 años, hasta que repentinamente su comportamiento comenzó a cambiar de manera abrupta. Sus padres pensaron lo peor, pero no se imaginaban la complicada razón por la que su hija actuaba de manera diferente.

El cambio comenzó durante un viaje de su escuela secundaria para una competición de jóvenes emprendedores, relata el diario People. Durante los eventos, Delanie comenzó a mostrarse anormalmente letárgica y somnolienta. También actuaba de manera delirante. Los organizadores del evento asumieron que ella se encontraba bajo el efecto de las drogas.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Según un estudio, dormir bien te garantiza felicidad

 

Delanie comenzó a sufrir episodios en los que no podía parar de dormir. Estos empezaron a afectar su vida al grado de no poder mantener un trabajo estable y faltar a exámenes del colegio por no lograr levantarse. Podía dormir durante 15 a 20 horas diarias, despertando solamente cuando necesitaba comer o hacer sus necesidades.

Sus padres no entendían la razón de estos episodios, “hice lo que una madre típica haría, la obligué a levantarse y ella estaba muy irritable; sus ojos estaban blancos. Le pregunté si estaba mintiendo, si solo estaba siendo perezosa, o si estaba consumiendo algún tipo de droga”, comentó su madre, Jean Weyer, en una entrevista.

La somnolencia y actitud extraña continuó lo suficiente para que sus padres comenzaran a preocuparse. Durante los siguientes 5 años, se la pasaron visitando médicos con la esperanza de encontrar la razón de los extraños síntomas que sufría Delanie. Finalmente en Noviembre de 2016, un especialista logró descifrar la inusual causa del padecimiento.

¿Síndrome de la bella durmiente?

Después de varios años buscando una respuesta, Delanie fue diagnosticada con una extraña enfermedad, comúnmente conocida como “Síndrome de bella durmiente” o KLS por sus cifras en Ingles. El síndrome KLS es un raro desorden neurológico que puede afectar a adolescentes o adultos.

Síntomas

Sus síntomas más comunes son:

  • Periodos de sueño excesivo
  • Alteraciones de conducta
  • Reducción en el entendimiento sobre lo que sucede en el mundo

En el caso de Delanie, ella recuerda que aún cuando no se encontraba sufriendo un episodio, su memoria no funcionaba adecuadamente. En ocasiones, podía ver fotografías de ella misma sin lograr recordar haberlas tomado o haber estado ahí, “En una ocasión conduje por dos horas hacia Wyoming y tomé un avión para ir a visitar a mi hermano y no recuerdo haberlo hecho”, explica Delanie.

Gracias a haber sido finalmente diagnosticada, Delanie logró entender su condición y aún si el síndrome no tiene cura, ahora tiene medicamentos que le ayudan a disminuir tanto la cantidad de episodios que sufre como su severidad.

El síndrome es todavía muy desconocido para muchos, ya que es tan inusual que solamente sucede en 1 de cada 1,000,000 de personas. Delanie espera que su historia ayude a otros que posiblemente estén en la misma lucha que ella sufrió, para identificar la causa de sus síntomas.

 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Dormir con o sin sostén?

 

¿Cómo saber si sufres de KLS?

Según el Klein Levin Syndrome Foundation, una organización encargada de ofrecer educación y ayuda para la comunidad que sufre KLS, las personas que podrían sufrir de esta condición normalmente tienen episodios de hipersomnia, o exceso de sueño, en episodios de 2 a 31 días. Además de este síntoma, el paciente podría sufrir de alucinaciones, confusión de la realidad, y comportamiento anormal, tales como agresión, consumo de comida excesivo o hipersexualidad. Estos síntomas se darían en episodios seguidos por otros periodos de conducta normal.

Si crees que conoces a alguien que sufre de este extraño síndrome, aconséjalos a que platiquen con su medico sobre KLS lo antes posible, quizás logran encontrar la razón de su extraño padecimiento.

Comentarios

¡Comenta Aquí!