Las mujeres más que los hombres sabemos de memoria lo complicado que es para alguien hacer dieta y mantenerse siempre fitness si lo que vienes haciendo es todo lo contrario. Y para comprobarlo a nuestra edad ya habremos conocido al menos un caso de alguien que hizo dieta pero no bajo o viceversa.

Para sumarse a esa lista esta el caso de Liza Golden-Bhojwani, una ex modelo que, en el punto más alto de su carrera, sobrevivía consumiendo menos de 500 calorías diarias.

Pero actualmente ya subió de peso, logró recuperarse y ahora comparte su historia y lo que tuvo que pasar debido a su peso y rutina a través de su cuenta en Instagram, donde deja claro que su transformación no ocurrió de la noche a la mañana.

TE PUEDE INTERESAR: Ashley Graham, la modelo plus size, se mostró sin filtros ni retoques. ¡Mira cómo luce!

 

“La del lado izquierdo soy yo en la cima de mi carrera. La primera Fashion Week en la que, por fin, estaba en la talla en la que debía estar. Aparecía en shows que otras sólo podían imaginar, caminaba junto a chicas que antes admiraba, era un rush muy grande de adrenalina… pero, después de que me desmayé en mi departamento, cuando me preparaba una de las comidas bajas en calorías (creo que eran 20 piezas de edamame al vapor, si no mal recuerdo), dejé la dieta y el régimen de ejercicios que me habían impuesto y decidí hacerlo por mi cuenta. Pensaba que podía seguir así de delgada, pero comiendo un poco más para no sentirme tan mal”.

Liza

Liza cuenta que no la pasó nada bien, su cuerpo le pedía a gritos los nutrientes que necesitaba, se le antojaban todas aquellas comidas que supuestamente no debía ingerir y, para seguir en las pasarelas, debía ocultar los sutiles aumentos de peso: “Pasé por New York Fashion Week bien, nadie notó ningún aumento de peso, pero al llegar a London Fashion Week empecé a notarlo en el espejo y en la cinta métrica”, cuenta la ex modelo.

I can’t believe that this time next week I will be in London, working. Last year this time, I had just gotten married and been enjoying all our wedding celebrations with friends. I never planned on starting to work again. I never thought I would be able to face the industry I had been in for so long, but felt I had failed at so incredibly. But then out of the blue one day, I found myself saying, “okay, this is it, you can do it again, focus, diet strictly, and workout like a beast so you can get that body back and get back to working.” You know how it goes, it takes you 3+ months to get in shape, but takes you just a week to start losing that perfect muscle tone you have been working so hard on. It’s quite frustrating. All I ever wanted was to be a naturally small girl. Naturally thin. The girls who were just BORN for this shit. They were born to fit in every damn thing perfectly. God how many years I wished that upon myself. But then I realised, that would never be me, I would never be the size 0-2 girl who can just be that way without having to slave away at it… I have come to terms with it and accepted it as you may have noticed in my previous posts. I have moved on from the obsession of fitting into the standard perfect model mould. And I have decided to make my own mould, my own shape, my own personal being. Again, I know I am not perfect. I am not perfect physically, mentally, or emotionally. I am really not sure WHO is. I have been through my trials and tribulations, where I really just lost hope in myself, life, and the world… But I would like to share with you that even the most broken and imperfect people can see the light at the end of the tunnel. One day, somehow, there is always hope for a positive outcome in each and every one of our lives. Photo credit: @thirdeyejedi #newbeginnings #positivevibes #loveyourself #riseabove #bodypositive #effyourbeautystandards #thisisme

Una publicación compartida de Liza Golden-Bhojwani (@lizagoldenreal) el

Liza llegó a Milán para un desfile, pero su cintura había pasado de 34.5 a 35.5, lo cual, para los estándares del mundo de la moda, era demasiado.

“Pretendí que no pasaba nada, terminé haciendo shows como el de Dolce & Gabbana, por el que recibí críticas respecto a que mis muslos estaban demasiado gordos”, escribió Liza.

“Cuando llegó Paris Fashion Week me fue imposible resistir esos croissants de chocolate. Fui a un casting pero, después de ver al cliente, supe la razón por la que no me quedé: mi peso”, contó la joven.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Modelo de 19 años estaba posando para una sesión de fotos, pero un descuido acabó con su vida

 

Esta situación motivó a Liza a decidir cambiar la rutina que llevaba hace mucho tiempo con el objetivo de mantenerse dentro de los estándares físicos que su trabajo la obligaba a respetar. Sin embargo quería volver a la industria pero de una manera más saludable.

Después de su decisión, Liza siguió yendo al gimnasio pero respetaba su nueva dieta no tan rigurosa como la de antes, a pesar de todo esa industria a la que buscaba regresar no la aceptó: “Tenía el abdomen marcado, pero aun no estaba lo suficientemente delgada para Victoria’s Secret y otras marcas”.

Liza Golden-Bhojwani  se convirtió en una famosa bloguera y acepta su cuerpo como es: “Un día empecé a perder peso y pensé: ¿Por qué estoy peleando contra mi cuerpo? ¿Por qué no vamos en la misma dirección? Dejé de forzar mi propia agenda y empecé a escucharlo”, expresó la ex modelo y ahora bloguera.

TAMBIÉN PUEDES LEER: El gimnasio no logró reducir el abdomen de esta modelo ¡En realidad necesitaba un hospital!