Cuando la comida es deliciosa, hay en abundancia o tienes ansiedad, comemos hasta que ya no quepa ni un sorbo de agua en nuestro estómago y aparece un malestar insoportable que, incluso, nos hace lucir con varios centímetro más de cintura. ¡Aquí te decimos qué hacer cuando te sientes empachada!

TE PUEDE INTERESAR: Grasa abdominal: 3 hábitos enemigos de un abdomen plano

Cuando te sientes empachada, sucede que tu intestino delgado está inflamado, y esto sucede, generalmente, por una mala calidad en los alimentos ingeridos o por comer demasiado o muy rápido. Si tienes náuseas, dolor de cabeza, dolor de estómago o sientes que tu barriga va explotar, estás empachada.

Actualmente existe un sinfín de alternativas no comprobadas para curar el empacho, y la más común consiste en dar una serie de pellizcos en la piel de la espalda, a la altura de la cintura y a los costados de la columna vertebral.

TAMBIÉN PUEDES VER: 8 alimentos que se quedan en el abdomen y te hacen engordar

Roberto Campos Navarro, investigador en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires (UBA), señala que esta técnica puede funcionar para calmar el dolor, ya que se estimulan las terminaciones nerviosas, que aceleran el movimiento estomacal y provoca que se expulse todo alimento.

Este tratamiento calma el dolor intenso que se presenta en el estómago y reincorpora la función intestinal. Pero esta no sería la única salida, también puedes acabar con la sensación de empachada de forma natural. Elige infusiones como hierbabuena o anís para estimular los nervios cercanos a la columna.

LEE TAMBIÉN: Esto es lo que pasa con tu abdomen cuando lo envuelves con una bolsa plástica ¡No abuses de la

¡No abuses de la comida! La mejor solución para este problema es la prevención, no comas en exceso y cuida cada alimento que lleves a tu boca. Cuando empieces a sentirte llena, date unos minutos para que la digestión sea adecuada y no atores tu organismo.

Comentarios

¡Comenta Aquí!