Las relaciones de pareja tienen que mantenerse frescas. Con palabras de cariño, respeto y sobre todo interés por lo que hace la otra persona.

Sin embargo, no es un secreto a voces que con la convivencia diaria, algunos detalles que al inicio eran novedosos, ahora sean parte de una rutina. Si a esto último se le suma algunas fricciones, entonces la alerta roja puede comenzar a sonar de manera muy cercana.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: Las 9 mentiras más comunes que los hombres les dicen a sus novias

 

¿Ya no te da los buenos días? ¿Se escucha “cansado” o “harto”, cuando le hablas por teléfono? ¿Prefiere su celular a tener unos minutos para charlar? Ojo, quizá es tiempo de analizar y convencerse de que se está gestando un distanciamiento.

El sitio especializado en temas femeninos, Ser Seductora señala que lo importante es identificar las causas por las cuales tu pareja ha comenzado a “pintar su raya”.

Según el portal Tu Cómplice de Amor hay cinco causas principales por las que un hombre comienza a alejarse y sentir que la relación está pasando a la congeladora. A continuación te las exponemos con sugerencias de cómo poder solucionarlas.

Baja autoestima

Esto no depende directamente de ti y por ello hay que entenderlo. Tu pareja puede estar pasando por un conflicto interno que lo coloca en una situación en la que todo lo positivo queda cubierto por neblina. ¿Qué hacer? Comunicación, tener paciencia e intentar un acercamiento, preguntas como ¿puedo saber qué pasa? Podrían ayudarte a iniciar la charla. Ojo, no lo tomes personal si no quiere platicar, intenta comprenderlo; deja pasar unas horas o días para volver a preguntar.

Incapacidad para mostrar sentimientos

Esto es muy común en los hombres, ya que en una gran cantidad de casos, fueron criados en un ambiente en el que no podían manifestar lo que sentían, esto, ya en la edad adulta, limita el campo con el que pueden manejar sus emociones. ¿Qué hacer? De nuevo cuenta paciencia y comunicación, pero aquí debes integrar un tema importante que es el no juzgar: tú no eres responsable por la forma en la que fue educada tu pareja. Si es posible acudan con un especialista para recibir terapia.

 

TE PUEDE INTERESAR: 12 mujeres revelaron el preciso momento en el que decidieron NO regresar con sus ex

 

No hay dinero

Hay un dicho que dice: “Cuando la necesidad entra por la puerta, el amor sale por la ventana”. Los problemas financieros en una relación que ya tiene tiempo (un matrimonio, por ejemplo), son un tema delicado. La desesperación por no tener recursos (ya sea por un despido o porque un proyecto provocó pérdidas), puede derivar en peleas muy fuertes en las que todo puede salirse de control. ¿Qué hacer? Propón ideas, no lo critiques por las decisiones tomadas. Sugiere nuevos caminos o inversiones.

Exceso de críticas

Seguramente no te gustan muchas cosas de él y es normal; son personas diferentes con gustos en común pero formaciones diferentes. Pero una relación en la que una de las partes se siente superior y en donde las críticas no paran, rápidamente se enfría. ¿Qué hacer? evita el conflicto, utiliza la frase: “Busca mejor la tranquilidad en lugar de tener la razón”. Demuestra lo que sientes pero sin calificar lo que tu pareja expresa.

 

LEE TAMBIÉN: 12 cosas que harán que él pierda el interés en ti

 

Falta de claridad

Es una verdad absoluta, los hombres no leemos la mente femenina, ni la de nadie. Nada más cansado y aburrido que estar tratando de encontrar qué es lo que pasa y se responda con preguntas tipo “no sé, tú dime”. La clave de una relación sana es la honestidad, decirse todas las cosas en el momento.

Cómo verás no son cosas sencillas, pero si en su relación hay amor, es muy probable que puedan superar los problemas que se presenten ante ustedes.