11617.13719

¿Cuántas veces se ha hablado del abuso, acoso y violencia sexual que finalmente terminan en un punto de llegar a ser lo mismo?, ¿cuántas veces vamos a tener que alzar nuestra voz de protesta para que esto pueda cambiar algún día?

Quizá muchas pero es un hecho que a nadie le cansará decir ¡alto! a lo que no es justo, a lo que no es ‘normal’, ni a lo que creen que suena bien, con la fe de que algún día esta penosa historia cambiará es que siempre se inician campañas en contra de esta lacra social.

TE PUEDE INTERESAR: Acoso sexual: Hombre frota sus genitales en el trasero de una joven en el bus

A raíz de las acusaciones en contra del productor Harvey Weinstein, actrices como Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow nos recordaron que la violencia sexual está presente en todos los niveles sociales.

Eso ha motivado que se cree el hashtag #MeToo, para darle voz y poder a quienes sufrieron cualquier tipo de abuso sexual. También para demostrar que este es un problema mucho más grande de lo que algunos piensan.

“Si todas las mujeres que han sido acosadas o abusadas sexualmente escribieran ‘Me too’ en sus estados, le podríamos dar a las personas una idea de la magnitud del problema”.

#MeToo es una iniciativa que no distingue género, edad, orientación sexual u otro factor social que nos agrupe. Para ser parte de esto no es necesario que hagas público tu historia, simplemente te sumas al compartir el hashtag en inglés o en español, para que así todos sepan que no somos minoría las mujeres que hemos sido víctimas de violencia sexual.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Twitter: Esta joven sufrió de acoso sexual y el agresor le dio esta absurda explicación

“Es algo de lo que no me gusta hablar”.

 

 

“Por mucho que preferiría que no me lo recordaran, debo incluirme”

 

Lo que empezó como #MeToo rápidamente se extendió por el mundo y fue adoptado por diferentes países en sus respectivos idiomas. En español, la presencia del #YoTambién aumenta a cada minuto:

 

 

 

TAMBIÉN PUEDES VER: Una ciclista cansada del acoso, se vengó de su agresor de esta manera

 

El problema de la violencia sexual es real, felizmente no estamos solas.