Así como existen padres muy irresponsables que dejan en el abandono a sus hijos sin importales nada, también hay hombres por lo que debemos sacarnos el sombrero, como es el caso de Nick Rose, un hombre que se convirtió en padre soltero de un hermoso niño llamado Logan. Después que la madre del niño desapareciera, decidió darle todo su amor a su único hijo.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Tom Attwater, padre en fase terminal, le escribió una conmovedora carta a su hija con cáncer

Nick ha demostrado con su historia que el amor de un padre es realmente fuerte y capaz de soportar cualquier sacrificio por ellos. Este increíble hombre natural de Paignton, en Devon, Inglaterra, se esforzó mucho para darle lo mejor, sobretodo amor, a su hijo. Sin embargo, nunca pensó lo que la vida le depararía.

Un descubrió que sentía un pequeño bulto a la altura del cuello y decidió acudir al doctor para que le diera un diagnóstico. Los resultados fueron devastadores.

Terrible noticia

Su doctor le reveló que los resultados arrojaron que estaba sufriendo de cáncer. Ante la terrible noticia, decidió someterse a todas las quimioterapias posibles para mejorar de salud y seguir dándole amor al pequeño Logan.

Seguir las instrucciones del médico y cuidar de su hijo pequeño a la par no era fácil. Así que decidió pedir ayuda a su amigo Aaron Crompton, de 24 años. A pesar que ambos se conocían poco tiempo, aceptó ayudarle en todo lo que podía.

“No había nada más importante para él que Logan. Antes hacía bromas sobre todo, incluso sobre el cáncer. Ya lo había padecido anteriormente y tuvieron que quitarle partes de su lengua”, contó Aaron.

Su mayor preocupación era el futuro de su hijo

Nick Rose se sometió a todas las indicaciones que le dio el médico, pero no tuvieron buenos resultados. El tumor creció y tuvieron que detener el tratamiento. El cáncer llegó a extenderse a los pulmones y fue ahí que le comunicaron que estaba en la fase terminal.

Fue en ese momento Nick decidió empezar a buscar una familia para su pequeño hijo. Felizmente, antes de su muerte, conoció una familia muy adorable que quiso adoptar al niño de cuatro años.

TE PUEDE INTERESAR: Un adolescente con una enfermedad terminal se casa con su amor de la secundaria

Lamentable despedida

A los 40 años falleció Nick tranquilo con la consciencia que su hijo se quedará en buenas manos. Pero hubo otro problema, no había dinero para pagar el funeral de Rose. Así que su hermana, Amy, decidió abrir una página para recibir donativos.

“Nick intentó mantenerse fuerte por su hijo el mayor tiempo posible, fue muy valiente al hacer todos los arreglos para que su hijo pudiera irse con su familia adoptiva después de su muerte. También se había puesto en contacto con algunas personas para que ayudaran con su funeral, pero los fondos nunca fueron depositados, así que intentamos contactar a su prima, quien nos informó que aún estaban tratando de juntar el dinero, así que decidimos abrir la página para recibir donativos. El dinero restante será destinado al pequeño Logan, para sus uniformes y su futuro.”

Actualmente el pequeño Logan vive con su nueva familia en Torquay, un pequeño pueblo en la costa de Inglaterra.

LEE TAMBIÉN: Pau Donés, vocalista de Jarabe de Palo, anuncia que le queda poco tiempo de vida

Nick fue una buena persona y un extraordinario padre para Logan. Muchas personas lo conocían y siempre hablaron bien de él. Sin duda lo extrañaremos.