¿Podrías creerle a alguien que se acerca a ti y te dice que sabe cuántas son tus ganas de estar con alguien? Pues eso podría estar muy cerca ya que según un estudio nuestro rostro revela qué tanto es nuestro deseo sexual.

Hablamos de la investigación encabezada por Steven Amocky, profesor de psicología en la Universidad de Nipissing, Canadá. Se analizó a 457 hombres y mujeres que tenían parejas en ese momento.

TE PUEDE INTERESAR: Los hombres con esta forma de rostro son los más infieles, según estudio

La conclusión a la que se llegó fue que quienes tenían rostros más redondos y anchos, en lugar de largos y angostos, tenían mayores impulsos sexuales. A pesar de que analizaron otras características faciales como los pómulos acentuados o las cejas arqueadas, ninguno pudo revelar lo mismo.

PUEDES VER TAMBIÉN: ¿Los helados aumentan el deseo sexual?

Según los investigadores, “sorprendió un poco que el efecto también se observara en las mujeres, dado que la mayoría del trabajo que ha estudiado la relación ancho/alto de la cara ha encontrado vínculos con el comportamiento de los hombres, pero no de las mujeres”.
Así mismo, los especialistas afirmaron que, “las diferencias en las proporciones faciales se atribuyen a las variaciones en los niveles de testosterona durante periodos particulares de desarrollo, como la pubertad”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Las pastillas anticonceptivas disminuyen el deseo sexual

Lo que quiere decir que la testosterona tiene un rol importante en la formación de actitudes y deseos sexuales adultos, así que esto tiene todo el sentido del mundo.