Actualización: Lun, 27 / Nov / 2017 3:37 pm
Lunes, 27 / Nov / 2017
Media: 4

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando te sientas con las piernas cruzadas

Es casi por inercia que crucemos las piernas porque nos encanta, sin embargo, sentarse así puede ser perjudicial para tu salud. Existe un mal que se llama “Parálisis del nervio peroneo”.

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando te sientas con las piernas cruzadas
Piernas cruzadas

El sentarse con las piernas cruzadas, expresa sensualidad y elegancia. Desde muy pequeñas hemos visto a cientos de mujeres adoptando esa posición, y también en nuestra casa a nuestra mamá. Es casi por inercia que crucemos las piernas porque nos encanta.

Sin embargo, sentarse así, puede ser perjudicial para tu salud. Existe un mal que se llama “Parálisis del nervio peroneo”, esto ocasiona grandes malestares que pueden causar el dislocamiento de la cadera y el desviamiento de los pies.

 

TE PUEDE INTERESAR: 5 ejercicios con sentadillas que fortalecen las piernas

 

En esta nota, te explicaré más por qué deberías dejar de hacerlo:

 

1. Presión sanguínea

Cuando nos sentamos así, la sangre no circula bien por nuestro cuerpo porque al cruzarlas, ejercemos presión en la zona de las rodillas y la pantorrilla obstaculizando el recorrido de la sangre. Eso hace que al pararnos, nos duela.

 

 

2. Dislocamiento de cadera

Al cruzar seguido las piernas, hará que se salga de su posición original y a medida que pase el tiempo, se saldrá de la cavidad de la cadera. También provocará dolores en la parte baja de la espalda.

 

 

PUEDES VER: 4 pasos para tener las piernas más delgadas en una semana

 

3. Varices

Esta posición acelera la aparición de varices, esas famosas “arañitas de la piel”. Esto se da a que la sangre se quede estancada y circule por donde no debe ocasionando esas arañitas que pueden ser de color verde o morado.

 

 

4. Mala postura

Aparte de malograr tu circulación, sentarte así provoca el encorvamiento de la columna. Esto traerá dolores de espalda y de los músculos. Es mejor sentarse normal sin cruzarlas.

 

 

Sabemos que sentarnos así nos estiliza la figura, pero recordemos que puede traer consigo muchos otros malestares. Si nos proponemos evitar esa postura, te aseguro que tendrás una vida más sana.

Media: