A causa de las redes sociales, ahora es posible encontrar la información personal de mucha gente, lo que generó que ‘stalkear’ se convierta en una actividad común entre todos los usuarios de Internet.

El principal motivo de ser stalker es querer estar enterada de todo sobre alguien y no es nada sencillo ya que se requiere de una entera concentración para no dejar huella de que estuviste ahí.

TE PUEDE INTERESAR: Estos son los malos hábitos tecnológicos que pueden llevar a tu relación hacia un final

Depende mucho de que nivel de stalker profesional seas pues para ser un experto seguro que has pasado algunas de estas cosas que te mostramos a continuación:

 

1. Comentar una foto porque casualmente presionaste el teclado. Obvio se te acelera el corazón y borras a la brevedad tu tontería.

 

2. Dar like a una publicación de hace 125 semanas. Lo que sientes en ese momento es ¡ho-rri-ble!

 

3. Agregar a otra persona porque querías ver cómo se relacionaba la historia del que estabas stalkeando.

 

4. Publicar algo en el muro ajeno, pensando que era el tuyo.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿Deberías ‘stalkear’ al chico que te gusta?

 

5. Etiquetar a alguien que nada que ver en tu publicación.

 

6. Tener que pretender que no sabías algo que ya habías visto en redes sociales, porque si lo dices, ¡sabrían que anduviste de stalker!

 

7. Si ese galán te habla poco después de checar toda su info, crees que probablemente ya se enteró de que eres una stalker.

 

8. Encontrar algo que no querías saber. Con el corazón roto solo te queda afrontarlo porque son los gajes del oficio.

 

9. No poder reclamar nada de lo que ves porque te estuvieses delatando sola.

 

 

10. Ir en la foto número 789 y PUM!, se te reinicia la red social. Ni modo, a empezar de nuevo.

PUEDES LEER TAMBIÉN: Facebook: ¿Quieres saber a qué fotos le da ‘like’ tu novio? ¡Sigue este truco!

11. Y por última, y la peor de todas es que se te vaya un like en la foto de tu peor enemiga o del galán que te gusta.