En las mujeres existe más de un tipo de cuerpo y muchas clases de ejercicios para cada uno de ellos. Si quieres perder algunos kilos o mejorar tu silueta, es importante que empieces cambiando tu estilo de vida. Una alimentación saludable, actividad física y mucha persistencia son claves para lograr tus objetivos.

TE PUEDE INTERESAR: 5 señales que indican que tu rutina de ejercicios no está funcionando

Lo primero que tienes que hacer para escoger los ejercicios ideales para ti, es reconocer el tipo de cuerpo que tienes, una vez que identifiques a qué grupo perteneces, realiza los ejercicios que te harán lucir mucho mejor. Aquí te dejamos 3 tipos de ejercicios para 3 tipos de cuerpos:

1.- Endomorfo

Las mujeres que tienen este tipo de cuerpo son las que usualmente almacenan grasa en el abdomen, y la zona de los muslos, glúteos y caderas. Si cuando empiezas a subir de peso, lo notas inmediatamente en esta zona, tienes un cuerpo endomorfo.

Para lograr tus objetivos, debes mantener una dieta baja en calorías con una rutina de ejercicios cardiovasculares. Unas clases de baile, correr, spinning o la natación podrían ser buenas opciones para ti. Con esta rutina lograrás quemar calorías, eliminar grasa y tonificar tu cuerpo.

2.- Ectomorfo

Todos te describen como una persona delgada, tu problema es que tienes una silueta lineal, es decir, con pocas curvas. Tu objetivo no es bajar de peso, sino conseguir una mejor silueta. ¡Aquí te ayudamos!

LEE TAMBIÉN: 7 ejercicios, 7 minutos, 7 días para decir ¡adiós panza!

Los ejercicios ideales para ti son los de fuerza y resistencia. El cardio puede ser una buena técnica de calentamiento, pero tienes que trabajar muchos ejercicios de musculación. Lleva una alimentación que te ayude a incrementar masa muscular y concéntrate en la tonificación de tus músculos.

3.- Mesomorfo 

Aunque no hagas ninguna actividad física, siempre tienes una apariencia atlética, el problema es que la parte superior de tu cuerpo destaca más de la inferior. Además, si haces demasiado trabajo de fuerza y resistencia, tiendes a verte con mucho músculo.

Tienes que eliminar de tu rutina de ejercicios la resistencia y las pesas. Tienes que enfocarte en ejercicios delicados e intensos como los pilates y el yoga. Olvídate del cardio y úsalo únicamente para calentar antes de iniciar tu rutina.