Muchas veces creemos que nuestra relación de pareja es la mejor de todas. Nos esmeramos en que otros vean qué bien estamos y que el amor nos sonríe. Sin embargo, muchas veces puedes estar teniendo ciertos comportamientos con los que tarde o temprano sabotearás tu relación de pareja.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 5 razones totalmente válidas para terminar una relación larga

En ciertas ocasiones debido a miedos, inseguridades o disgustos, hay ciertos patrones de conducta que hacen que algo comience a fallar en tu relación. Muchas veces no te das cuenta, pero tu forma de actuar, de comunicar las cosas, de decir o de callar hacen que la relación se vaya gastando de a poco. Si tu deseo es continuar teniendo una buena relación con el amor de tu vida presta atención a estas actitudes que sabotean tu pareja.

1.- No te gustas: hay una frase que dice “quiérete a ti mismo y podrás querer a los demás”. El amor propio es el primer paso para poder amar. Si tienes rencores contigo mismo, inseguridades, si no te gustas frente al espejo y todo esto comienza a marcar una distancia entre tú y tu pareja entonces estás dejando que todo vaya por la borda. Deja que tu esposo te rodee la cintura o que te vea en ropa interior por la casa, deja que ella admire tu espalda aunque ya no tengas esos omóplatos marcados como antes. Ustedes se aman por quienes son, y mientras tú más aprendas a amarte a ti mismo, tu pareja te verá cada día más bonita o bonito. Lo que cuenta es la actitud.

relación de pareja

 

2.- Sacas trapitos al sol: Cuando le cuentas tus problemas de pareja a tu madre, a tus amigos, a tu compañera o compañero de trabajo estás dejando meter a un extraño en la relación sin quererlo. Los problemas de pareja deben resolverse en la intimidad del hogar. Claro que está bien que converses con un amigo o amiga acerca de tus cosas pero hay un límite para contar los problemas íntimos. Por otra parte, deja las redes sociales para los momentos de ocio y no publiques en tu muro que te encuentras distanciada o enojada. Los problemas en una relación de pareja se resuelven hablando cara a cara. No está bien que todos se enteren de las dificultades por las que están atravesando, ya que seguramente si lo conversan pronto lo resolverán.

TE PUEDE INTERESAR: Este es el paso a paso más efectivo para perdonar en una relación 

3.- No respetas sus espacios: Cuando una relación comienza es normal que los tórtolos quieran estar siempre juntos, compartir todas sus actividades, pasar el día entero. Cualquier excusa es válida para compartirla con el amor de tu vida. Sin embargo, hay una línea muy delgada entre estar perdidamente enamorados y perder la libertad. Si no estás dejando que tenga sus espacios individuales y sus actividades, la relación se volverá tortuosa poco a poco. En una relación de pareja sana cada miembro comprende que el otro es un ser individual con deseos y motivaciones propios; mientras más lo retengas más lo/la alejarás.

relación de pareja

 

4.- Criticas siempre sus aspectos negativos y olvidas los positivos: En una relación de pareja de muchos años tal vez des por sentado que algunas actitudes positivas ya sean cotidianas. Muchas personas suelen criticar en cuanto algún aspecto o actitud negativa se hace presente. No te centres sólo en criticar o desvalorizar; intenta también halagar a tu pareja cuando hace algo bueno por tí o se esmera para sorprenderte. Si sigues concentrado sólo en las críticas la relación se va empequeñeciendo.

LEE TAMBIÉN: 10 cosas que NUNCA debes hacer tras terminar una relación

5.- Vives comparando: Las comparaciones son siempre tediosas. Valora a quien tienes a tu lado por cómo es. Y si hay algo que te gustaría que hiciera nunca lo hagas bajo una comparación con otra persona. Piénsalo, ¿Te daría ganas de cambiar algo en ti si te comparan con otra persona? Siempre habla primero de los aspectos positivos y luego comunícale a tu pareja qué es lo que esperas de él. Y ni hablar de compararlo con tu ex; ¡jamás!

relación de pareja

Lo fundamental es entender el porqué de nuestras reacciones para saber si realmente estamos logrando el objetivo que buscamos. Se trata de ver nuestras actitudes y conductas para poder disfrutar de una relación amorosa sana donde ambos estén siempre dispuestos a escuchar al otro y comprenderlo. ¿Saboteas tu relación con alguna actitud?