Seguramente has escuchado más de un comentario sobre el vello púbico que siempre creíste, y más ahora que se ha puesto de moda tener esa zona completamente depilada. Si bien es cierto, el vello púbico cumple funciones en esta área de nuestro cuerpo, pero no todo lo que se dice es cierto.

TE PUEDE INTERESAR: Esto piensan los hombres del vello púbico en las mujeres

Las mujeres vivimos muy pendientes de todos los temas que involucren nuestra intimidad. Por eso, aquí te dejamos 5 mitos acerca del vello púbico que siempre creíste y no son del todo ciertos. ¡Toma nota!

1.- Protegen contra enfermedades de transmisión sexual

La realidad es que el vello púbico actúa como un nido para las bacterias si no tienes una higiene adecuada. Pese a que los vellos en esta zona no contienen gérmenes por sí mismos, pueden concentrar grandes cantidades de bacterias en él. Así que es totalmente un mito decir que te pueden proteger de ETS.

 

3.- Tiene el mismo color que tu cabello

Este es totalmente un mito. A diferencia de las cejas, el vello púbico no siempre es del mismo color que tu cabello y no tiene por qué ser así.

2.- Hace el sexo menos placentero

Esto dependerá del gusto de cada pareja, pues existen aquellas que aseguran que el vello púbico puede funcionar como amortiguador, haciendo que el sexo sea más suave pero placentero. Por otro lado, otras parejas aseguran que quitar el vello por completo puede producir una mayor sensación, ya que logra un contacto y estimulación más directa.

TAMBIÉN PUEDES VER: 4 datos del vello público que tal vez no conocías

4.- Nunca deja de crecer

El vello púbico deja de crecer hasta cierto largo, a algunas más largos que a otras. Lo cierto es que con el pasar de los años, las mujeres podemos quedar libre de vellos en esta zona naturalmente.

5.- No los puedes rasurar si tienes la piel sensible

Esto sólo dependerá de la forma en que te depiles. Si tienes la piel sensible, tienes que ser mucho más cuidadosa a la hora de rasurarte y usar algunos complementos al terminar, como una crema hidratante o algo que te haga sentir mejor.