Existen muchos tipos de peleas que se experimentan en las relaciones amorosas, muchas de ellas cuando se salen de control dejan secuelas en la relación dejando florecer sentimientos de venganza, odio y resentimiento. Muchas veces los conflictos son perdonados para calmar el ambiente familiar y salvar una relación cuando existe amor, sin embargo, no siempre se olvidan y se quedan grabadas en el corazón.

TAMBIÉN PUEDES LEER: 5 claves para lograr que las discusiones en pareja no terminen en peleas

 

Los conflictos por las críticas en pareja, las ideologías, los defectos personales, la carencia de confianza, la intimidad, incluso las peleas por la falta de compromiso de la pareja, afectan de manera significativa el estado emocional y de salud física de las personas; provocando tomar decisiones radicales como una separación, el divorcio, inclusive hasta el suicidio.

Por ello, es fundamental aprender a discutir con la pareja, tomar las riendas de los problemas para encontrar soluciones y acuerdos para un bienestar común y familiar, evitando experimentar graves consecuencias.

¿Cuál es la mejor manera de hacerlo?

1. Identifica el problema

discusiones

Muchas veces e infortunadamente las personas se desquitan con la pareja que aman, por el mal momento que experimentaron en su día ocasionado por terceras personas. Algunas veces las peleas no son originadas por algún maltrato o molestia de la pareja, así que es fundamental pensar bien antes de actuar erróneamente.

¿Por qué generar una discusión? ¿Cuál es la causa que genera la molestia en ti o tu pareja? Reflexionar a fondo sobre las causas de las discusiones o peleas será de utilidad para buscar soluciones y comprender el porqué de su comportamiento o actitud.

2. Equilibrio en la conversación

Recuerda que si atacas a tu pareja en un momento de furia y sin control, puedes dejar heridas profundas, así que piensa y razona. Una manera de poner un equilibrio ante las peleas es buscar las virtudes o cosas positivas de tu pareja, así podrás tener la oportunidad de expresar tu molestia (las cosas negativas).

Evita comenzar con las cosas negativas puesto que tu pareja reaccionará a la defensiva y el problema se hará más grande.

TE PUEDE INTERESAR: 5 discusiones que son completamente normales en las parejas

 

3. Expresase sin miedos

discusiones

Es mejor decir lo que se siente sin tapujos ni miedos a pesar que la verdad puede herir a la pareja, que ocultar las verdaderas intenciones o sentimientos. Puede resultar difícil dar el primer paso para entrar a una discusión, sin embargo, las emociones deben fluir, para obtener una buena respuesta de la pareja, así encontrar en realidad las soluciones, sin enredos y suposiciones.

“Me siento decepcionada porque las últimas noches has llegado tarde”

4. No discutas en publico

Muchas veces el enojo domina al corazón y se cometen errores de los cuales se pueden arrepentir más tarde. Procura, en lo posible, que tus discusiones sean en privado, lejos de los hijos, amigos, familiares o cualquier lugar público, puesto que nunca podrán arreglar sus diferencias y el daño no solo será para ustedes como pareja sino también para las personas que se encuentran a su alrededor.

5. Escuchar, tolerar y ceder

discusiones

Son 3 claves para solucionar los conflictos. Un error es pensar que uno siempre tiene la razón, sin embargo, se debe escuchar con atención lo que la pareja tiene que decir, comprender su punto de vista, tolerar y en algunos casos ceder para calmar la discusión y llegar a acuerdos que les convengan a los dos.

LEE TAMBIÉN: Esta es la verdadera razón por la que algunas parejas discuten con mucha frecuencia

 

6. Contacto físico

abrazados

Las peleas no solo se solucionan con una buena conversación y acuerdos, cuando se trata de parejas. Es importante reactivar el lado afectivo y sentimental, en una palabra el “amor”. El contacto físico como los abrazos, los besos, las caricias y la intimidad son maneras de fortalecer la unión, terminando una pelea con buenas energías y relaciones positivas.

Todas las personas discutimos, nos peleamos, sin embargo, se debe aprender a hacerlo de forma asertiva, para evitar consecuencias irreversibles y dolorosas. Recuerda que todo tiene solución y cuando existe amor, nada puede destruir su relación.