Durante el enamoramiento una pareja pasa por distintos momentos que le permite conocerse más y descubrir si realmente él o ella es el amor de su vida. Sin embargo, eso no asegura nada.

 

TAMBIÉN PUEDES LEER: 16 hombres confiesan esos ‘defectos’ que hacen perfectas a sus parejas

 

Varios hombres se dieron cuenta que sus novias no eran las indicadas o simplemente no se veían en un futuro con ellas justo antes de la boda. Catalina Grez del portal Mujer y Punto hizo un listado con las confesiones de nueve hombres explicando los motivos que los llevaron a dejar plantadas a sus novias en el altar. ¡Conócelos!

1.- Conflictos entre las familias de los novios

“Las bodas son una gran manera de ver si tus familias se llevan bien, y el nuestro caso no era así. Hubo peleas físicas entre los miembros de la familia antes de la ceremonia. Entonces decidí terminar con todo el asunto y no casarme”.

Anthony, de 29 años.

2.- Una situación extraña

“Fue un mal movimiento;  nada grave ni nada, pero justo antes de la boda, el primo de la novia me cogió y me hizo besar a otra chica, que luego se presentó en el hotel, no sé por qué. El primo dijo que tenía que decirle a la novia o el lo haría. Rechacé y simplemente decidí no casarme. Ni siquiera he estado en contacto con la otra chica”.

Bruce, 29 años.

3.- No pensar lo mismo sobre la administración del dinero

“Yo no quería una gran boda: no quería gastar nuestro dinero así. Su padre estaban gastando más de la cuenta ya. Todo eso me molestó. Al final, teníamos diferentes puntos de vista cuando se trataba de las finanzas. Ella era una gastadora, y yo un ahorrador. En el día de la boda, vi que lo que se nos venía y me fui”.

Chris, 29 años.

 

4.- Porque no hubieron las suficientes ganas

“No sé por qué no me case. Me desperté el día de mi boda y yo nunca salí de mi cama. Me sentía deprimido y no tenía la energía para casarme. El amor es complicado, y me gustaría tener una mejor respuesta”.

Rick, 27 años.

 

TE PUEDE INTERESAR: 10 hombres confiesan cómo supieron que ella era la indicada

 

5.- El tráfico impidió la boda

“Me quedé atrapado en tráfico. Traté de llamarla, pero ella no respondió. Todos dijeron que no me creyó y pensó que estaba mintiendo para no casarme casarse con ella. Terminamos casándonos dos años más tarde, pero yo tenía muchos problemas porque nadie confiaba en mi”.

Paul, de 31 años.

 

6.- Era demasiado joven

“Todos mis amigos estaban solteros y yo iba a ser el único con una esposa. Me pareció que era demasiado, demasiado pronto. Decidí echarme atrás a última hora, como a 12 horas antes de la hora de la boda, pero con el tiempo me he dado cuenta que la vida matrimonial no era para mí”.

Rob, 24 años.

7.- No era la adecuada para mí

“Hombre, es complicado darse cuenta de esto en el último instante, pero justo antes de la ceremonia fui golpeado por mi conciencia y me di cuenta que la persona con la que estaba a punto de casarme no era la adecuada para mí. Ella simplemente no lo era. Me estaba conformando. Las bodas son caras, lo sabía. Pero el divorcio sería más caro. Me tomó 15 minutos darme cuenta de esto y luego salir corriendo del lugar. Nunca hablamos de nuevo”.

Clyde, 32 años.

 

8.- Su papá me asustó 

“La mañana de la boda fui a jugar al golf con mis padrinos de boda, mi padre y su padre. Su padre me dio una de esas conversaciones sobre lo que me haría si yo le hacía algo malo a su hija. Me hizo sentir tan amenazado y nervioso que me asusté un poco”.

Gregg, 30 años.

 

LEE TAMBIÉN: 35 mujeres confiesan qué cosas hacen a un hombre más viril

 

9.- Descubrimiento tarde

“Justo antes de la ceremonia, ella se enojó conmigo porque descubrió que mentí sobre algo. Algo estúpido, pero algo. Ella estaba gritando y llamándome mentiroso. Entonces me di cuenta toda nuestra vida juntos, un desastre total. Decidí poner fin a toda la relación”.

Trevor, 28 años.