Son comunes los casos de chicas que hacen de todo por bajar de peso: las dietas, las rutinas de ejercicios, las productos que queman grasa, remedios naturales con un sabor horrible, etc.

Quisiéramos que bajar esos kilitos demás fuese un poco más sencillo como tomarse un selfie y listo, ¡adiós sobrepeso! sería fantástico y solucionaría la vida de muchas pero muchas mujeres en el mundo.

TE PUEDE INTERESAR: Por esta razón estaría mal fotografiar tu comida antes de comértela, según estudio

Y al parecer, esto es real, ahora esa costumbre por tomarle fotos a tus alimentos puede aportar con tu lucha para bajar de peso, según un estudio.

 

Esta costumbre puede servir como un diario virtual en el que puedes llevar el registro de tus alimentos y de esta forma, darte cuenta y responsabilizarte de la calidad de tus comidas.

Para Christina Chung, la autora principal del estudio realizado en la Universidad de Washington, las fotos de comida compartidas en Instagram o en otra red social son benéficas porque es una manera más divertida de tomar registro de lo que comes.

TAMBIÉN PUEDES VER: Un plato de comida es más rico si antes publicas su foto en Instagram, según estudio

En el proceso del estudio se entrevistó a una gran cantidad de personas que registraban constantemente lo que comían en Instagram, usando hashtags como #fooddiary o #foodjournal (diario de comida).

Los resultados finalmente mostraron que tener el registro visual de lo que los voluntarios comían les ayudaba a identificar los hábitos poco sanos y las elecciones malas de comida.

TAMBIÉN PUEDES LEER: ¿Eres adicto a las redes sociales? 4 claves para comprobarlo

 

Así que si estás intentando perder peso o siguiendo una dieta más saludable, ¡comparte tus fotos!