Terminar una relación no tendría que ser tan trágico, pues si las cosas no terminaron terriblemente mal, debería significar una buena experiencia para ambos de la que quede un buen recuerdo.

No deja de ser difícil pero tampoco es imposible superar que esa persona ya no estará compartiendo con nosotros, y para que se haga más manejable es que podemos optar por actividades que ocupen nuestra mente y nos alejen de los pensamientos negativos.

TE PUEDE INTERESAR: 7 consejos para terminar una relación cuando ya no sientes amor por él

 

 

Muchas mujeres poseen la suficiente inteligencia emocional para decir adiós y son las que menos sufren. Estas son algunas de las cosas que estas chicas inteligentes deciden hacer luego de terminar con alguien.

 

No culpan al otro

Es consciente de que ambos pueden ser los culpables de que la relación haya llegado a su fin porque nadie es perfecto y luego de su análisis interno, lo comprueba. Hacernos responsables de nuestros actos en la relación es básico para sanar

 

Toman tiempo para ellas

Saben que tienen que recuperarse anímicamente y no dudan en que invertir más tiempo en ellas, les ayudará a lograrlo. Engreírse a sí mismas puede ayudarlas a relajarse y ver la vida de otra manera.

TAMBIÉN PUEDES VER: Breadcrumbing: Las migajas después de terminar una relación

 

No inician una relación inmediatamente

Luego de terminar una relación, es muy posible que tus sentimientos se encuentren en un lío. Lo que se necesita es que tus emociones se encuentren estables por ello, NO es una opción empezar una relación de manera abrupta. Tu mente necesita descansar y cerrar sus procesos.

 

Tienen metas claras

Claro, tener una relación sentimental es parte de la vida pero además están las metas que le permiten la realización personal y profesional. Tener metas de vida como proyectos y otros planes las mantiene activas y más responsables.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Terminar una relación sentimental puede mejorar su vida

No generalizan

Si las cosas no funcionaron en la relación no piensan que no funcionará con otra persona. Tiene claro que todos somos diferentes y por ellos las cosas no tienen por qué repetirse. Se da una nueva oportunidad cuando piensa que es adecuado con el ser correcto.