Un suceso penoso ha conmocionado a Italia, la historia de una joven que terminó en suicidio puede confirmar la idea de que actuar ilegalmente afecta a toda una sociedad completa incluida su propia familia.

Te contamos el caso de Maria Rita, una joven que le costó la vida nacer en una familia de delincuentes y aunque trató de desligarse de las actividades ilícitas de su familia, tuvo que cargar con el apellido Logiudice durante sus 24 años de vida. Sin embargo, la joven no pudo con la presión social y se suicidó.

TE PUEDE INTERESAR: ¿”13 Reasons Why” hace apología del suicidio? Conoce lo que dice el autor

 

Maria Rita acababa de terminar su carrera de Economía en la Università degli Studi Mediterraneay como cualquier persona, deseaba celebrarlo en la fiesta de graduación con las personas más cercanas pero, nadie llegó y quizás sea porque las sus amistades temían a relacionarse con la hija de un mafioso.

Ella era de una familia de la mafia ‘Ndrangheta que todos conocen en la región de Calabria por casos de asesinatos, venganzas, extorsiones y otros actos criminales. Su padre, Giovanni, está en la cárcel y sus tíos, Luciano y Nino, están dentro de investigaciones.

Según relató un artículo de El País, la joven le confesó a su novio y a sus amigos quién era su padre y al ver que nadie acudió a su fiesta de graduación, se tiró por el balcón de su casa, sin dejar ningún mensaje de despedida.

TAMBIÉN PUEDES LEER: La ‘ballena azul’: Reto viral que lleva a jóvenes al suicidio

 

Federico Cafiero de Raho, fiscal jefe de Reggio Calabria afirmó que “el aislamiento, la marginación y la exclusión llevaron a quitarse la vida a la joven”.

“Esto debe tocar la conciencia de todos. Si hay una chica que se ha labrado un camino en la vida académica con su propia honestidad, ha conseguido graduarse como instrumento para alejarse de la familia mafiosa de la que forma parte y no somos capaces de integrarla, hemos perdido todos”, comentó el fiscal.