El trajín del día a día produce un estrés incontrolable, por lo que la mayoría de veces optamos por escapar de la rutina y tomarnos unos cuantos vasos de cerveza. Si creíste que te estabas yendo por el mal camino, te equivocaste. Un estudio reveló que beber 2 vasos de cerveza AL DÍA (no solo los fines de semana) ayuda a reducir el estrés.

 

TE PUEDE INTERESAR: Anciana de 103 años confiesa que el secreto de su longevidad es beber una cerveza al día

 

El Instituto de Ciencias de la Facultad de Medicina Clínica Alemana de la Universidad del Desarrollo de Chile, realizó un estudio que determinó que 2 latas o 700 centímetros cúbicos diarios de cerveza ayudarían considerablemente a reducir el estrés al que mujeres trabajadoras como nosotras nos sometemos en nuestro día a día.

Para llegar a esta conclusión, los expertos decidieron probar los efectos de la cerveza sobre el estrés con ratones, así que a un grupo de animales le suministraron diez gotas diarias de la bebida (200 microlitros) durante 3 meses y medio, mientras que a otro grupo se le mantuvo una dieta normal.

 

TAMBIÉN PUEDES VER: ¡Está comprobado! La cerveza es más saludable que los lácteos

 

En el momento que fueron sometidos al estrés controlado y pasada esta etapa de tiempo, los animales que habían ingerido cerveza mostraron menores niveles de las moléculas marcadoras de estrés, como las catecolaminas y el cortisol, que aquellos que no lo hicieron. Pero, ¿cómo es que la cerveza reduce el estrés? Aquí te contamos otras maneras en las que funciona:

1. Combate el insomnio: contiene ácido nicotínico y lactoflavina, que ayudan a conciliar el sueño. Si después de tomar una cerveza de pronto empiezas a sentir sueño, aquí tienes la explicación.

 

LEE TAMBIÉN: 7 usos alternativos de la cerveza

 

2. Relaja tus pies: después de un día muy estresante, nuestros pies se sienten cansados y hasta inflamados. Para calmarlos, sumergirlos en un recipiente con cerveza podría ser la solución gracias a su efecto efervescente que funciona como relajante.

3. Protege el corazón: beber cerveza con moderación reduce el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Está comprobado que la levadura que contiene, ayuda a disminuir el colesterol, impide la formación de coágulos de sangre y mejora la salud cardiovascular.