Un simple cambio en el hábito del sueño, olvidar con mayor frecuencia las cosas y cambios repentinos en la ansiedad, pueden resultar ser causas de alguna enfermedad degenerativa en los adultos mayores. Sin embargo, existen actividades que evitarían estas enfermedades.

El investigador y docente de la Universidad Católica San Pablo de Arequipa (UCSP), Dr. Marcio Soto Añari, ha determinado en un reciente estudio que variables asociadas a la calidad de las relaciones amicales y familiares, y sobre todo la práctica mental constante (bilingüismo), ayudan a reducir el riesgo de dañar los procesos mentales que nos permiten llevar a cabo cualquier tarea.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Los abuelos que cuidan a sus nietos tienen menos riesgo de sufrir demencia

“Los procesos mentales a los que refiere son parte de la función ejecutiva, un proceso de control del cerebro que opera sobre la memoria, la capacidad de atención, la orientación, el lenguaje, entre otros”, sostuvo el docente de la UCSP.

Los adultos que son capaces de hablar dos idiomas de forma habitual tienen menos riesgo de sufrir deterioro cognitivo al llegar a la tercera edad. Al tener que manejar la representación de las cosas en ambos idiomas, necesitan de mayor esfuerzo atencional y ejecutivo. Esto promovería la presencia de mayor plasticidad cerebral, repercutiendo en una mayor capacidad para enfrentar el envejecimiento patológico.

El equipo que acompaña a Soto Añari, ha enfocado su investigación al estudio particular de bilingüismo quechua-castellano, en personas adultas que viven en Arequipa como parte del fenómeno migratorio. “Cada vez se tienen más adultos mayores con menos recursos económicos, por tanto no pueden acceder a hacerse un buen tratamiento en la vejez. Al ser quechuahablantes, de alguna manera ellos se han protegido naturalmente”, explica.

TE PUEDE INTERESAR: Tras 58 años de matrimonio, esta pareja se dio el más tierno “hasta pronto”

El estudio se ha comenzado a trabajar en conjunto con Ineco (Instituto de Neurología Cognitiva) y Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina).  Es un estudio considerado pionero a nivel de Latinoamérica.

Por otro lado, el alfabetismo también jugaría un papel muy importante en la prevención de la demencia. En su estudio, tomando evidencias de centros de atención médica de Arequipa, se observa que de un 100% de adultos mayores con síntomas de demencia, el 70% son analfabetos y en menor escala, el 30 % son alfabetos y algunos bilingües.