En ésta época, las redes sociales son una fuente de caos y conflicto, sin embargo, una pareja recién comprometida le debe a Facebook su final de cuento de hadas.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Un adolescente con una enfermedad terminal se casa con su amor de la secundaria

 

Cuando Daniel Frye se dispuso a sorprender a su novia Lauren Williams con el pedido de mano de sus sueños, creyó que tenía cubierta cualquier eventualidad, según People.

¿Lugar? Seguro. Frye organizó un viaje al hogar más grande de Estados Unidos, el Biltmore Estate, un castillo perfecto para su princesa, además de ser un lugar que ella siempre quiso visitar.

anillo

¿Anillo? No tan seguro.

“Fue lo primero que compré con el dinero que gané trabajando fuerte,” relató Frye a WCNC News. El militar retirado de 29 años, quien trabaja como soldador, ahorró cada centavo hasta que logró comprar el deslumbrante anillo valuado en 5000 dólares que había elegido Williams.

Frye compartió el secreto con la familia y amigos de Williams y con un fotógrafo.

“Los padres de ella tenían planeado ir al Biltmore Estate y sorprenderla después de mi declaración,” le contó Frye a WCNC.

Pero lo que se perfilaba como uno de los días más felices de su vida rápidamente se convirtió en una pesadilla. Cuando llegó el momento de ponerse de rodillas, Frye se dio cuenta de que el anillo había desaparecido de su bolsillo.

“Levanté la mirada y vi que tenía una expresión de pánico total,” contó Williams a People. “Lo vi buscar algo en cada bolsillo y en ese momento comprendí que tenía pensando pedir mi mano y que el anillo había desaparecido. Simplemente lo supe.”

La preocupada pareja volvió sobre sus pasos y solicitó la ayuda de parientes y empleados del Biltmore, pero el anillo que Frye había comprado con sacrificio no apareció por ninguna parte.

anillo

“Me sentía como cuando alguien ve a un ser querido sufrir, pero tiene las manos atadas,” Frye dijo a WCNC. “Es la mejor forma de describir mi sensación de impotencia.”

Williams recurrió a Facebook en un intento desesperado de ubicar el anillo perdido.

“El sábado 7 de enero, mi novio iba a pedir mi mano en el Biltmore en Asheville, pero perdió el anillo (con caja y todo) en algún lugar de los jardines o en la casa,” según su emotivo pedido en Facebook. “Buscamos por todos los rincones pero no tuvimos suerte. Por favor, compartan para que podamos recuperar mi anillo.”

Para Frye, quien sufrió del trastorno de estrés postraumático después de dos misiones militares, el pedido de mano representaba la vida que casi perdió. Hace dos años, cuando conoció a Williams en un restaurant de Carolina del Sur, estaba pasando por un mal momento.

Pero todo cambió gracias a Williams.

“Pasé de dormir en el auto a que me vaya bien,” contó. “Ahora tengo un muy buen empleo, todo gracias a ella.”

La publicación de Williams pronto llamó la atención de amigos y extraños. La publicación original con la foto del anillo fue compartida casi 4.000 veces. Cuatro días después, la pareja recibió la noticia más esperada.

Una turista que había estado en el Biltmore ese aciago día llevaba varias bolsas de compras en el minibús que la llevó a su automóvil, explicó Williams en Facebook. Por suerte, era el mismo minibús que había tomado Ftye hacía unos minutos.

“Antes de bajarnos, (Frye) se agachó para preguntarle al conductor a qué hora se encendían las luces porque tenía planeado pedirme la mano,” escribió Williams. “Cuando se agachó, el anillo se cayó del bolsillo y, sin darse cuenta, él se bajó del minibús.”

Un hombre que estaba sentado detrás de la mujer de los paquetes encontró la caja del anillo y, pensando que se había caído de alguna de sus bolsas, la colocó dentro de una cualquiera.

LEE TAMBIÉN: ¡Este es el novio del año! Le cosió un vestido a su novia y luego le propuso matrimonio de una manera muy original

 

“En ese momento no me detuve a ver qué era,” la mujer, una viuda de Athens, Georgia, le contó a People. “Recién vi la cajita con el anillo cuando me puse a revisar las bolsas.”

El hijo de la mujer se había entrado de la historia en Facebook y ayudó a su madre a ponerse en contacto con Williams, que no cabía en sí de la alegría.

anillo

“¡Todavía sigo en shock y muy agradecida! ¡Rezamos mucho y tuvimos mucha fe! ¡Sabíamos que Dios tenía un plan para nosotros!” escribió Williams en Facebook. “Gracias a todos los que compartieron mi pedido, gracias por todos los comentarios positivos y, sobre, todo, gracias por sus plegarias. ¡Dios es tan BUENO! #milagro.”

Frye condujo desde Carolina del Sur hasta Georgia para buscar el anillo y no perdió tiempo en hacer la pregunta que tanto quería haber hecho la semana anterior.

Esta vez, el lugar fue la sala de la pareja.

anillo

“Obviamente no es lo que soñamos, pero en este tiempo me demostraste quién eres y ahora más que nunca quiero casarme contigo,” dice Frye en un emotivo video del pedido de mano publicado en la página de Facebook de Williams.

Ese anillo no va a volver a desaparecer.