Es la mitad de uno, el centro de tu cuerpo, el rasgo que dejo la unión vital que tuviste con tu madre o la parte del cuerpo al que menos le prestamos atención, todo eso es tu ombligo. 

Sabes que esta ahí y quizá solo cuando te bañas es cuando lo ves fijamente para asegurarte de que quede limpio, pero que este te revele cosas sobre tu salud, seguro que nunca lo pensaste.

Otra cosa que si habrás notado es que no todos tenemos el ombligo de la misma forma y es que este depende de una serie de factores, incluso la manera en que la cicatriz se une a los músculos, la laxitud de la piel circundante, la grasa debajo de la piel, y qué tan plano o sobresaliente es el vientre, de acuerdo con el cirujano plástico Barry Eppley.

 

TE PUEDE INTERESAR: 8 sensuales zonas del cuerpo donde tus besos lo pondrán como loco

Según su forma es que podemos saber más sobre nuestra salud, aquí algunas cosas que tienes que saber:

Ombligo de “botón”

Si tienes el ombligo “salido”, entonces posees una protuberancia en tu cuerpo y esto hace que seas más propensa a padecer hernias. Hacer esfuerzos innecesarios o levantar cosas muy pesadas puede provocar que te lastimes seriamente, así que procura evitarlos.

 

Ombligo pequeño

Tener un un ombligo pequeño puede ser indicador de que eres alguien que se enferma muy seguido de gripe. Siempre estás estornudando, tosiendo o con un dolor de garganta. Nunca te encuentras sana al 100%. Una buena opción para ti es tomar vitamina C para fortalecer tu sistema inmune.

PUEDES VER TAMBIÉN: 10 motivos por los que tu columna sufre al usar tacones altos

Ombligo de “pozo”

El ombligo de “pozo” es el que se hunde y es profundo. Éste puede significar que tienes problemas de sobrepeso y que eres propensa a malestares estomacales. Así, la mayoría de tus enfermedades están siempre relacionadas con el sistema digestivo. Opta por comer más fibra, jengibre y una dieta ligera.

 

Ombligo de “almendra”

¿Parece que no tienes ombligo? Entonces es probable que seas propensa a padecer migrañas y dolores musculares. Incluso, con el tiempo, podrías llegar a tener huesos débiles y sufrir desgarres. Para evitarlo consume alimentos ricos en calcio y vitamina D, y haz ejercicio.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Salud: Señales para reconocer la dermatitis seborreica

Ombligo en forma de “U”

Esta es la forma que las personas consideran “más bonita”, pero podría significar que eres más propensa a enfermedades del riñón y la piel. Si ya te ha pasado es importante que bebas la cantidad de agua adecuada y consultes a un especialista para revisar tu organismo.