Whatthegirl.com Lima Jueves, 27 / Feb / 2020

Por qué ya no te sientes atraída por tu pareja en la cama

La falta de deseo sexual tiene diferentes causas, depende de cada mujer y la relación que esta tenga con su pareja.

Por qué no te atrae tu pareja en la cama
Por qué ya no te sientes atraída por tu pareja en la cama.

Hablar de temas sexuales todavía sigue siendo un tabú para muchas mujeres. Un problema que aqueja a muchas de nosotras es la falta de deseo sexual. Quizá te habrás preguntado en algún momento “¿por qué ya no deseo a mi pareja?”, pues la respuesta a esta interrogante dependerá de cada mujer y de la relación de pareja en sí.

Ya todas sabemos que durante nuestro ciclo menstrual, los cambios hormonales afectan nuestro deseo sexual. Sin embargo, la libido femenina es mucho más complicada de determinar puesto que no solo intervienen factores hormonales sino también componentes físicos, mentales y emocionales.

Uno de los factores más comunes que reducen el interés por el sexo en las mujeres, tiene que ver con el coito doloroso a raíz de la menopausia. Cuando una mujer atraviesa esa etapa, sus niveles de estrógeno descienden haciendo que los tejidos vaginales se sequen, es por ello que la penetración no es satisfactoria haciendo que la mujer asocie el sexo con el dolor, dejando así de lado sus ganas de intimar con su pareja.

De igual forma, la ausencia de orgasmos puede hacer que una mujer pierda el total interés por la intimidad. Esto se debería a que la mujer queda insatisfecha con la relación sexual y no quiera repetir algo que no le agrada.

Por otro lado, los problemas de pareja también influyen en las ganas que tiene una mujer de estar íntimamente con su hombre. Si en la relación las discusiones y pleitos son pan de cada día, el ambiente se torna lo suficientemente tenso como para que disminuya el deseo sexual entre ambos e incluso puede llegar a generar el rechazo de manera general hacia el otro.

El estilo de vida tiene mucho que ver en cuanto al incremento o disminución del deseo sexual. Por ejemplo, si bebemos alcohol o fumamos en exceso provocamos que nuestros niveles de flujo sanguíneo disminuyan de igual forma que la excitación, algo que es primordial para que el encuentro sea satisfactorio para ambos.

Otro de los factores que intervienen en nuestra falta de interés por el sexo, es estar expuestas a situaciones de estrés y momentos de dolor. Por ejemplo, cuando tenemos demasiado trabajo, o sufrimos la pérdida de un ser querido, no nos encontramos ni física ni mentalmente relajadas para poder disfrutar de una relación íntima. A esto se le suma diversos trastornos mentales como la depresión y la ansiedad que afectan la libido.

Por último, cuando la mujer ha sido abusada o violentada sexualmente, no solo pierde el interés por el sexo, sino que siente rechazo hacia cualquier acto de índole sexual. En estos casos es cuando se debe solicitar ayuda de un profesional capacitado, pues vivir con los fantasmas del pasado no es algo sencillo.

Existen más factores por lo que las mujeres ya no se sienten atraídas por sus parejas en la cama, sin embargo, es importante la comunicación entre ambos, porque aunque no lo crean el sexo es parte fundamental dentro de una relación sana y feliz.