Gran mayoría de mujeres, por no decir todas, sufrimos alguna vez de infecciones, irritaciones, alergias, cólicos y otros padecimientos. El cáncer y la endometriosis suelen ser otros males de mayores niveles que también afectan nuestra salud y provocando infertilidad. Estos tipos de molestias y enfermedades son actualmente muy comunes en las mujeres que usan productos femeninos desechables para la menstruación, lo que significa que afecta a gran parte de la población femenina.

Las mujeres ¿requieren de toallas higiénicas?

Durante toda su vida, la fémina utiliza aproximadamente 5 toallas higiénicas normales diarias, un total de 25 toallas higiénicas durante un mes. Aproximadamente 13.000 toallas higiénicas a lo largo de sus vidas. Tras estos datos, surge la pregunta ¿las toallas higiénicas y los tampones son peligrosos? Lamentablemente en los paquetes de las toallas no se informa sobre las sustancias y químicos que se utilizan para la fabricación de los apósitos.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Fecundación In Vitro: Una oportunidad para alcanzar el sueño de ser padres

Respecto al tema, el especialista en Reproducción Humana de la Clínica de Fertilidad ProCrear, Julio Dueñas indica que estas sustancias, como el asbesto, dioxina, poliacrilato y rayón van a provocar problemas en la mujer, una de ellas será que dejará fibras en la vagina lo que causará malos olores, infecciones, obstrucción de trompas, entre otros. Un componente altamente toxico es el cloro utilizado para blanquear los tampones, toallas higiénicas y protectores diarios. De este proceso industrial se derivan las dioxinas, que afectan severamente los órganos reproductores provocando infertilidad, malformaciones fetales, afectación el sistema inmunitario.

infertilidad

También se relaciona con la endometriosis, enfermedad ginecológica con crecimiento descontrolado de los tejidos endometriales. Este fatal padecimiento puede provocar dismenorrea (menstruación dolorosa), dolores pélvicos e infertilidad. La Dioxina no se elimina con facilidad, pueden tardar cinco años en reducirse a la mitad, no se degradan y por tanto, van acumulándose en los tejidos.

Y los tampones vaginales ¿provocan infertilidad?

Los tampones contienen poliacrilato, un polvo blanco sin olor que tiene la capacidad de absorber grandes cantidades de líquido. Esto se  utiliza   como el famoso “gel absorbente”. Estudios demuestran que está asociado con el síndrome del shock tóxico que es causado por una toxina producida por ciertos tipos de bacterias: estafilococos. El uso del  tampón, si se deja por mucho tiempo, puede causar diarrea, dolores de cabeza, fiebre, hipotensión (baja de la presión arterial), dolores musculares, náuseas, vómitos, crisis epilépticas y convulsiones, manifestó el Dr. Dueñas Chacón de la Clínica ProCrear.

TE PUEDE INTERESAR: Congelación de óvulos: Una opción para las mujeres que deciden postergar la maternidad

Existen productos alternos para tu comodidad, economía y a favor de tu salud y el medio ambiente:

  • Toallas higiénicas orgánicas: Son toallas biodegradables y desechables. Amigas del medio ambiente y buenas amigas del organismo femenino pues son creadas para no afectar a la mujer ni causar infertilidad.
  • Toallas higiénicas ecológicas: Son 100% de algodón, absorbentes y sin químicos, se reutilizan lavándolas después de su uso. Súper cómodas y biodegradables. Duran entre 2 a 4 años.
  • Copa menstrual: Es similar a un tampón, la diferencia es que almacena la sangre y los fluidos vaginales, no los absorbe como los tampones. De esta forma, no existe sequedad vaginal y por lo tanto no hay riesgo de infecciones. No tiene químicos pues hecha de silicona blanda. Su duración es de hasta 10 años.