Todas las mujeres amamos los zapatos y los tacones son uno de los que no pueden faltar para completar un outfit especial. Muchas de nosotras estamos acostumbradas a andar en zapatos de taco, pero diversos estudios han demostrado que podría ser perjudicial para nuestra salud.

TE PUEDE INTERESAR: 6 trucos para usar tacones sin hacer sufrir tus pies

La deformación del pie y las lesiones como los juanetes, son algunas de las consecuencias de usar tacones. Sin embargo, existe algo aún más peligroso que esto y es que un reciente estudio concluyó que usar tacones puede provocar cáncer. Sorprendente pero cierto.

David Agus, profesor de medicina en la Universidad del Sur de California, hizo una relación entre el cáncer y los tacones en su libro ‘A Short Guide To A Long Life’ donde afirma que el daño radica en la inflamación que los tacones causan y afectan al organismo.

Mientras más alto sea el tamaño del taco, existirá una mayor inflamación en los tobillos. La inflamación crónica puede hacer que el organismo bloquee el proceso de reparación del ADN, dejándolo vulnerable ante el cáncer.

“Ciertos tipos de inflamación se han relacionado con nuestras enfermedades degenerativas más preocupantes, incluyendo enfermedades del corazón, enfermedad de Alzheimer, enfermedades autoinmunes, diabetes, y pueden aumentar drásticamente el riesgo de cáncer”, aseguró el profesor Agus.

TAMBIÉN PUEDES VER: 5 cosas que toda mujer debe tener en cuenta antes de comprar unos tacones

Es cierto que el cáncer puede ser causado por genes defectuosos codificados dentro de nuestro ADN, pero cualquier cosa que lo dañe o dificulte su proceso de reparación natural puede aumentar el riesgo de padecerlo.

En este sentido, un tacón más bajo puede causar menos daño (puedes optar por los tacos cuña).  La inflamación se agrava fácilmente si, por ejemplo, los dedos de los pies son aplastados en la parte delantera. Así que mucho cuidado con los tacones que usas de ahora en adelante.