Whatthegirl.com Lima Lunes, 18 / Dic / 2017

¿Siempre miras el celular de tu pareja? Entonces sufres de una enfermedad mental

En la sociedad donde vivimos, se ha distorsionado el concepto de amor y respeto hacia tu pareja. ¿Por qué? Porque el solo hecho de revisar el celular, que es personal, de tu novio, te hace ver como una persona posesiva.

¿Siempre miras el celular de tu pareja? Entonces sufres de una enfermedad mental
No revises el celular de tu pareja

El tener una pareja nos hace un poco desconfiados porque solo lo queremos para nosotras. Está bien sentir celos, es una manera de expresar tus sentimientos hacia la otra persona, pero en exceso no.

En la sociedad donde vivimos, se ha distorsionado el concepto de amor y respeto hacia tu pareja. ¿Por qué? Porque el solo hecho de revisar el celular, que es personal, de tu novio, te hace ver como una persona posesiva.

 

TE PUEDE INTERESAR: 10 cosas que pueden despertar los celos de tu novio sin que lo notes

 

 

Los celos enfermizos no son algo digno de celebrar, al contrario, es una enfermedad. No es nada romántico que alguien te esté preguntado a cada rato qué haces, con qui{enes sales, por qué y para qué saliste, entre otras cosas.

A los celos se le considera como enfermedad mental y se llama “Síndrome de Otelo”, esto se debe a que sólo te haces ideas en la cabeza sin tener pruebas o argumentos refutables que demuestren lo contrario.

 

 

Si has leído a Shakespeare, sabrás que esta enfermedad lleva ese nombre por la obra Otelo, que lo tiene como personaje principal y que asesinó a su amada Desdemona por sus celos enfermizos.

La doctora psicoterapeuta de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual, Verónica Delgado, define a los celos como “un mecanismo de defensa que nos hace pensar que el ser querido nos puede dejar. En el pensamiento de una persona celosa, existe ese temor permanente”.

 

 

PUEDES VER: 6 beneficios que NO sabías que los celos aportaban a tu relación

 

Si sabes que estás así sin razón alguna o por “miedo” de perder a tu pareja, es mejor recurrir a un sicólogo. Un especialista es la mejor solución para darte cuenta del problema y encontrar una salida.

 

 

No tengas miedo de pedir ayuda, siempre habrá personas que quieran ayudarte y te sentirás mejor. El amar a una persona es para estar bien contigo misma, no para aferrarte, eso hundiría tu relación.