Whatthegirl.com Lima Lunes, 08 / Ene / 2018

Juego de Tronos: “Jon Snow” fue sacado ebrio de un bar

Según el portal TMZ, el actor de “Juego de Tronos” quiso jugar billar estando ebrio, cosa que por la política del lugar, estaba prohibido. Lo que parecía ser una situación divertida, se convirtió en una pelea.

Juego de Tronos: “Jon Snow” fue sacado ebrio de un bar
Jon Snow

El actor Kit Harrington parece que no es amigo del alcohol. El pasado viernes, tuvieron que sacarlo arrastrando, literalmente, del bar donde se encontraba debido a su estado de embriaguez.

Según el portal TMZ, el actor de “Juego de Tronos” quiso jugar billar estando ebrio, cosa que por la política del lugar, estaba prohibido. Lo que parecía ser una situación divertida, se convirtió en una pelea.

 

TE PUEDE INTERESAR: 8 galanes que enamoran a todas las fans de ‘Game of Thrones’ y a cualquiera

 

Todo eso fue incómodo para todos ya que “Jon Snow” golpeaba la mesa de billar y decía palabras soeces a las personas que trataban de calmarlo. Los responsables del local, al ver el estado de Harrington, le dijeron si podía abandonar el lugar.

Kit aceptó pero después quiso volver a entrar y ya no lo dejaron porque se le veía muy mal. Esto no fue impedimento para que él cumpliera con sus compromisos del fin de semana.

 

 

Al día siguiente, el sábado, estaba totalmente sano y asistió a una gala organizada por su colega Sean Penn para recaudar fondos para Haití. Emily Clarke, actriz que da vida a “Daenerys” en la serie de HBO, se ofreció para que ver un capítulo con el mejor postor.

 

PUEDES VER: Game Of Thrones: Este personaje sería tu pareja ideal según tu signo

 

Y para hacer más atractiva la oferta, Kit dijo que lo verían los tres. Fue tanto así que hasta Brad Pitt se emocionó y donó 120 mil dólares, pero no fue suficiente ya que otra persona ofreció 160 mil dólares y ganó la oferta.

Por si fuera poco, el domingo, sin resaca alguna, asistió a la gala de los Golden Globe Awards como representante de Juego de Tronos ya que estaba nominada como mejor serie dramática. Lastimosamente, el premio se lo llevó “The Handmaid’s Tale”.