Whatthegirl.com Lima Jueves, 08 / Mar / 2018

Aloe Vera: 3 tips para curarte de la insolación

¿Te has quemado tanto que los tirantes del brasier te hacen sentir que tienen espinas, e incluso pareces un camarón medio cocido y medio morado? Aquí tienes la solución.

Aloe Vera: 3 tips para curarte de la insolación
3 tips para curarte de la insolación

Llega el verano y lo primero en que pensamos: es hora de tener el bronceado perfecto. Pero no te diste cuenta y te quedaste dormida tomando sol.

Y te has quemado tanto que los tirantes del brasier te hacen sentir que tienen espinas, e incluso pareces un camarón medio cocido y medio morado.

 

TE PUEDE INTERESAR: 7 usos del limón que te harán utilizarlo en tu rutina de belleza

 

Resultado de imagen para gif tomando sol

 

A mi sí me ha pasado y más de una vez. Cuando estaba toda roja probé muchas alternativas, así que ahora te contaré algunas soluciones prácticas para aplicar la sábila en las quemaduras.

 

Resultado de imagen para gif tomando sol

 

1. Cubos de hielo

Esta técnica es muy simple. Consiste en cortar la sábila por la mitad, dos pencas serán suficientes. Luego debes extraer la pulpa con una cuchara. 

Acto seguido, licuas la pulpa, esto la hará más homogénea. Debes verter el líquido en un molde para hielos y ponerlo en el congelador.

Cuando tengas cualquier tipo de quemadura, pasa uno de los hielos sobre la piel. Te refrescará y humectará

La ventaja de esta técnica es que los hielos se pueden conservar por mucho tiempo en el refrigerador.

 

Imagen relacionada

 

LEE TAMBIÉN: 4 decisiones de belleza que deberás tomar por tu propio bien

 

2. Gel

El gel de aloe vera es el método más sencillo. Sólo debes extraer la pulpa, pasarla por la licuadora y poner en un frasco para conservar. 

Podrás guardarlo en el refrigerador el tiempo que dure el tratamiento. Aplícalo dos o tres veces al día sobre el área afectada. Te ayuda a reparar las células afectadas por el sol.

 

Imagen relacionada

 

3. Aceite

La sábila, en conjunto con el aceite de coco, te permite crear un aceite natural que refresca y revitaliza la piel dañada. Calma las irritaciones y previene las infecciones. 

Debes mezclar en la licuadora: dos cucharadas de aceite de coco (30 g) y ¼ de taza de pulpa de sábila (50g).  Te quedará una crema que debes aplicar con movimientos circulares para que la piel la absorba.

 

Imagen relacionada

 

Si haces bien cualquiera de estas tres recetas, los resultados serán casi instantáneos.