Whatthegirl.com Lima Miércoles, 18 / Abr / 2018

Síndrome de Tinderella: ¿Por qué los jóvenes no queremos formalizar una relación?

El síndrome de Tinderella es la razón de tu eterna soltería.

El síndrome de Tinderella es la razón de tu eterna soltería
El síndrome de Tinderella es la razón de tu eterna soltería

Hace año y medio que termine con mi ex novio, como estaba tan deprimida que mis amigas hacían de todo para ayudarme a superar esa ruptura.

En una de las salidas mi mejor amiga me aconsejó que me descargue Tinder para poder conocer gente, disfrutar mi soltería y superar a mi ex novio.

Decidí hacerle caso y la descargue. No puedo negar que la aplicación me hizo sentir muy bien, pues recibí una buena cantidad “me gusta” y era compatible con varios chicos.

Con unos cuantos comencé a conversar y debo de reconocer que me hacían sentir muy bien, incluso llegué a coquetear con un chico del extranjero.

Lo único malo es que con ninguno de ellos llegué a encontrarme físicamente, pues si me gustaba coquetear con todos, pero a la vez me daba inseguridad encontrarme con alguno. Y desde que corté con mi ex novio no he vuelto a tener contacto con ningún hombre.

Quizás esta sea la razón por la que miles de mujeres guapas e inteligentes estén solteras. Pueden tener decenas de pretendientes con los que tengan conversaciones entretenidas en las redes sociales, pero no concretan nada.

Esto no se debe a la mala suerte, sino al síndrome de Tinderella. Seguro te preguntarás ¿qué diablos es eso?

Bueno este curioso, y desconocido por la mayoría de personas, síndrome lleva ese nombre por la aplicación, que la mayoría de mujeres solteras se descargan: Tinder.

Esta app que fue lanzada en el 2012, es una herramienta social con la que muchas mujeres han logrado pactar citas, más que en una noche en una discoteca, pero no hay llegado a concretarlas.

Lo malo de Tinder es que crees encontrar a tu pareja o cita perfecta todo porque ves un perfil adornado y unas fotografías photoshopeadas, ciertas características que te ilusionan.

Ojo el hecho que coquetees con uno o más chicos a través de las redes sociales o apps no garantizan que vas a tener una relación exitosa.

Este tipo de aplicación solo confirma el miedo al compromiso y de involucrar sentimientos más allá de una ilusión.

Si crees que padece el síndrome de Tinderella, hoy te dejo tres puntos para que evalúes.

1. Te es difícil hablar con alguien que acabas de conocer. En lugar de ser más sociable eres más introvertida.

2. Cuando quedas en una cita con alguien que conociste por Internet te sientes impaciente o insegura.

3. Pierdes interés en conocer a alguien en persona, te aburres rápidamente.

Recuerda que no hay nada mejor que conocer a las personas de la manera tradicional.

 

TE PUEDE INTERESAR: Kiki app: La primera aplicación que te paga por tener citas