Whatthegirl.com Lima Martes, 06 / Mar / 2018

¿Cómo autosatisfacerme sin hacerme daño?

Nos pone coloradas el solo hecho de pensar que alguien sospeche o sabe que alguna vez en nuestra vida nos hemos autosatisfacido.

¿Cómo autosatisfacerme sin hacerme daño?
Ya no es más un tema tabú

Hace años la autosatisfacción en hombres y mujeres era un tema tabú. Sin embargo, para nosotras sigue siendo un tema vergonzoso.

Nos pone coloradas el solo hecho de pensar que alguien sospeche o sabe que alguna vez en nuestra vida nos hemos autocomplacido.

 

TE PUEDE INTERESAR: Squirt: ¿Qué es y cómo sé que lo estoy teniendo?

 

Resultado de imagen para gif mujer feliz

 

Pero más allá de la vergüenza ¿qué nos impide autosatisfacernos? Muchas veces el miedo a lastimarnos, o a alguna infección en nuestra zona íntima por no haberlo hecho con cuidado.

Así que hoy te diremos como lo puedes hacer sin lastimarte:

 

Resultado de imagen para gif mujer feliz

 

1. Lo primero que debes de hacer es conocer tu zona íntima para que así te puedas dar cualquier tipo de placer.

Puedes introducir lentamente tus dedos y explorarla por completo, para saber dónde está cada zona: Punto G, paredes íntimas, cuello uterino, etc.

 

Resultado de imagen para gif mujer feliz

 

2. Esto es muy importante, debes de cortarte las uñas, ya que si las tienes largas podrías lastimar alguna parte de tu zona íntima.

 

LEE TAMBIÉN: Huevos de Jade: ¿Qué son y es peligroso usarlos?

 

3. Si tienes miedo de meter tus dedos, solo tienes que masajear con ellos tu punto G recorriendo toda el área.
Puedes ir aumentando la velocidad hasta llegar a la satisfacción completa.

 

Imagen relacionada

 

TAMBIÉN PUEDES VER: ¿Sabías que puedes lucir más radiante si tienes buena intimidad?

 

4. Si quieres autosatisfacerte, pero estás seca, usa un lubricante. Esto ayudará a evitar el roce brusco de los dedos con tu zona íntima. 

Asegúrate que sea uno de buena calidad y que no tenga algún ingrediente que te ponga en riesgo.

Antes de usarlo haz una prueba en la piel de tu brazo, para saber que no eres alérgica a él.

 

Imagen relacionada

 

5. De nada sirve que te pongas nerviosa. Aquí solo están tu mano y tú, así que relaja todos tus músculos.

Lo único que debes de hacer es ceder ante el placer que le estás dando a tu zona íntima. No pongas tus dedos tensos porque también podrías llegar a lastimarte.