Actualización: Lun, 04 / Dic / 2017 4:01 pm
Lunes, 04 / Dic / 2017
Media: 4

Esta es la razón por la que debemos de lavarnos la cara con aceite

¿Sabías que el aceite podría ser más beneficioso que el agua que utilizas cuando te lavas la cara? Aquí te contamos la razón por la que debes hacerlo.

Esta es la razón por la que debemos de lavarnos la cara con aceite
Rutina de belleza

Normalmente lo que hace todo el mundo es lavarse la cara con agua y jabón, al menos así nos lo enseñaron desde pequeñas. Las maneras de hacerlo pueden variar pero jamás se nos hubiera ocurrido hacerlo con otro liquido que no sea agua.

Sin embargo, hay quienes lo hacen con nada más y nada menos que aceite. Un limpiador de aceite puede cambiar la rutina de belleza de cualquiera sin importar el tipo de piel que tenga. Aunque parezca extraño y contradictorio para las que tenemos la piel grasa, lavarte la cara con este producto puede ser muy beneficioso.

TE PUEDE INTERESAR: 6 tonos de labiales que son esenciales y caen muy bien a todas

Un aceite limpiador disuelve el exceso de aceites en tu piel, así como el maquillaje y el bloqueador, sin surfactantes, ingredientes agresivos o conservadores necesarios que se encuentran en los  limpiadores faciales espumosos.

 

Esto hace que tu cutis reciba una limpieza profunda sin alterar el microbioma natural de tu piel. Y se recomienda usarlo solo por las noches y enjuagar en las mañanas unicamente con agua. 

Si decides probar esta nueva rutina, en poco tiempo notarás una piel más clara, más suave, radiante y con mucho menos imperfecciones, además de una producción de grasa más equilibrada

Después de cambiar a este tipo de limpieza, notarás una piel más clara, suave, radiante, con menos imperfecciones y con una producción de grasa más equilibrada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 4 tips para tener el cabello lacio sin tener que usar la plancha

Existen varias marcas de limpiadores en aceite, pero también puedes usar aceite de jojoba de alta calidad (podrás saber si es de buena calidad si se solidifica en el congelador).
 

 

Estos son los pasos para que puedas empezar con esta nueva rutina de belleza: 

Paso 1: Moja tu rostro con agua tibia y sécala con ligeros golpecitos con la toalla.
 
Paso 2: Aplica una pequeña cantidad en la palma de tu mano y extiéndelo sobre ambas manos para así aplicarlo a tu rostro y cuello.
 
Paso 3: Masajea por un minuto toda tu piel. Concéntrate en las áreas de congestión, como la zona T y las áreas con tensión muscular como la mandíbula. Esta es una excelente oportunidad de darle amor a tu rostro y relajarlo de las tensiones del día.
 
Paso 4: Utiliza una pequeña toalla tibia para removerlo. Este paso es clave para que el limpiador de aceite trabaje. Saca tu toalla tibia y colócala por arriba de tu rostro presionándola para que el calor entre a tu piel.

PUEDES LEER TAMBIÉN: 4 cortes de cabello que ‘adelgazan el rostro’ y debes de probar

 
Paso 5: Luego retira el exceso de aceite. Es probable que tengas que pasarlo varias veces, pero es importante que no lo hagas demasiado duro.

 

Media: