“Desaparición en el Hotel Cecil”: La escalofriante historia del hotel donde desapareció Elisa Lam

A raíz del estreno del documental de Netflix, más aterradores casos dentro del hotel Cecil han salido a la luz.

Mié, 10 / Feb / 2021 5:28 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix

Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix

Mié, 10 / Feb / 2021 5:28 pm

A raíz del estreno del documental de Netflix, más aterradores casos dentro del hotel Cecil han salido a la luz.

Este miércoles 10 de febrero, Netflix estrenó los cuatro episodios que conforman la miniserie “Escena del crimen: Desaparición en el Hotel Cecil”, el cual trae de vuelta el misterioso caso de la muerte de la estudiante canadiense Elisa Lam, que fue hallada dentro de uno de los cuatro tanques de agua del recinto.

La docuserie no solo se enfocará en los misterios que bordean la desaparición y luego aparición de la estudiante, sino que también reflejará la decadencia del lugar, pues se encuentra en una zona en la que gobierna la ilegalidad, el crimen y donde ni la policía ni las autoridades hacen acto de presencia.

El historial negro del Hotel Cecil

El Hotel Cecil, ubicado el peligroso barrio de Skid Row de Los Ángeles, alberga más que a turistas, pues actualmente es conocido como “El Suicida” o el “Hotel Muerte”, por su largo historial de crímenes, suicidios y por haber albergado a los asesinos en serie más famosos de la historia.

El hotel inaugurado en 1927, originalmente fue pensado como un hotel de 5 estrellas, pero la Gran Depresión de 1929, la convirtió en un hotel que no llegaba ni a dos, ya que la zona se transformó en un auténtico centro de prostitución y drogas.

Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix
Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix

Una larga lista de suicidios

El primer suicidio se registró en 1931. Un pasajero llamado W. K. Norton, quien se había registrado con otro nombre, ingirió varias pastillas de veneno en cápsulas. A este, se le sumaron otros tanto que te resumimos a continuación:

1932: Benjamín Dodich de 25 años, se disparó en la cabeza en su habitación de hotel.

1934: Luis Borde, sargento del Cuerpo Médico del Ejército norteamericano se rebanó el cuello con una navaja.

1937: Grace Magro cayó desde el noveno piso del Cecil pero su cadáver quedó enredado en unos cables telefónicos. Se desconoce si fue suicidio u homicidio.

1938: Roy Thompson, bombero de la Infantería de Marina de los Estados Unidos, saltó del último piso e impactó en un techo de vidrio de un edificio vecino.

1939: Erwin Nablett de 39 años, fue hallado muerto tras ingerir veneno.

1949: Dorothy Seger, maestra, también tomó veneno para acabar con su vida.

Los crímenes más sonados del Cecil

1947: Elizabeth Short, fue vista por última vez tomando una copa en el bar del Cecil y posteriormente, hallada en un baldío brutalmente asesinada.

1964: Goldie Osgood, una operadora telefónica del hotel fue asesinada y su dormitorio saqueado.

1976: Jeffrey Thomas Paley, de 26 años, compró un rifle y subió a la azotea desde donde disparó hacia abajo, pero no lastimó a nadie.

Huéspedes famosos, pero sangrientos

Entre 1984 y 1985, en el Cecil se hospedó Richard Ramírez, el asesino serial mejor conocido como “El acosador nocturno”, incluso, las leyendas dicen que un día, el confeso adorador del diablo, llegó bañado en sangre y a nadie le pareció molestarle ni sorprenderle.

Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix
Crímenes, suicidios y fantasmas: La aterradora historia del Hotel Cecil. Foto: Netflix

Además, se dice que Ramírez merodeaba a sus víctimas en los alrededores del hotel. Durante su estadía, asesinó a 14 personas.

Esta historia, llamó la atención de Jack Unterweger, mejor conocido como Jack, el estrangulador, quien decidió alojarse en el Cecil con la excusa de documentar la vida de Ramírez, sin embargo, sus intenciones eran otras.

A pesar de que el Cecil fue remodelado, la muerte de Elisa Lam en 2013, trajo a la memoria cada una de estas escalofriantes historias que, dejaron al hotel como un recinto con las paredes manchadas de sangre.

 

Silene Mejía • Whatthegirl.com • Mié, 10 / Feb / 2021 5:28 pm

SÍGUENOS EN:

Google News