Whatthegirl.com Lima Miércoles, 18 / Dic / 2019

Cómo saber si mi relación ya no funciona

Así como el amor florece en el inicio de un nuevo sentimiento, este también puede desaparecer y dar señales que nuestra relación no va más.

Cuando la relación ya no da para más, lo más sano es cortarlo de raíz.
Cuando la relación ya no da para más, lo más sano es cortarlo de raíz.

El empezar una nueva relación siempre nos hace sentir como si tuviéramos mariposas en el estómago, al punto de hacer planes o soñar con los ojos abiertos respecto a nuestro futuro. Tranquila, que esto no debe ser tanto así, siempre es bueno tomar todo con calma y dejar que las cosas lleguen por sí solas.

Y es que tomar muchas veces pensamientos apresurados puede llevar a que esto finalmente no se cumpla. Más aún, si existen ciertas señales que van tomando forma y qué hacen vaticinar que las cosas no serán tanto así. ¿Cómo identificarlas? Aquí te lo decimos.

Pensar que la relación se acabará: No es un secreto a voces, que al encontrarnos en un momento a solas, diversos pensamientos pasan por nuestra cabeza. Si uno de ellos es el de, ¿esto realmente durará para siempre? , deja expuesto el hecho que la posibilidad está abierta a futuro.

Metas o logros diferentes: El término pareja deja claro que todo lo que haces o buscas siempre será pensando en ambos. Pues, entonces si piensas con mucha más de ello, a un largo plazo, los sueños o metas que quisieras lograr para cumplir con las expectativas, pero estas no son compartidas de la misma forma de quien está a tu lado, algo está fallando.

Esto podría en primer momento traer un problema, que se pueda solucionar, pero de no ser así es otro vaticinio a considerar.

Cero discusiones: Las relaciones amorosas siempre cumplen con la característica de las discusiones. Pues sí, aunque suene algo raro, el hecho de que no haya dentro del tiempo que andan juntos una pelea también puede llevar a pensar que las cosas no van bien. Asumiendo, que no existe la comunicación entre ambos, o que existe dejadez por querer saber de la vida del otro.

Monotonía: Lo peor que puede suceder dentro de una relación es que la rutina se apodere de ella, es decir, tener siempre los mismos planes el fin de semana puede conllevar a que el aburrimiento sea la causa a “buscar” algo diferente. Siguiendo esto último, la causa de la ruptura sería más evidente.

Detalles: Perder ciertos detalles de amor, como: “Que linda amaneciste”, “Que bien luces” o incluso los “Te quiero”, hace que ese fuego que antes existía de a pocos se vaya perdiendo, tal cual el mismo interés. Sin lugar a dudas, que el final no terminará siendo de los mejores pero a la vez hará que la relación que los unió desvanezca.