Whatthegirl.com Lima Viernes, 10 / Ene / 2020

Cómo pedir a tu Ángel de la Guarda que te cuide

El Ángel de la Guarda está con nosotros para ayudarnos cuando más lo necesitamos.

Oración a tu Ángel de la Guarda.
Oración a tu Ángel de la Guarda.

Desde pequeñas, nuestros padres nos hablaron de los ángeles de la guarda, aquellos seres llenos de luz y amor que nos protegen de todo mal y nos acompañan cuando más los necesitamos. Estos seres divinos nos ayudan a canalizar nuestra energía, nos brindan esa luz que nuestra alma necesita y nos cambian el rumbo a nuestra vida hacia lo positivo.

Siempre que los tiempos se ponen difíciles, muchas veces necesitamos de intervenciones provenientes del cielo y nos preguntamos cómo podemos invocar a nuestros ángeles. En WhatheGirl te lo contamos.

Lo primero que debes hacer es buscar un ambiente de tu hogar que esté completamente en silencio. Acuéstate o siéntate, tú elige, pero en silencio y en calma. Mantente cómoda y trata de relajarte por unos minutos.

Luego, debes tener claro sobre qué vas a pedir o qué es lo que vas a preguntarle a tu ángel. Recuerda que los ángeles no pueden intervenir en tu vida si no se lo pides. La relajación y el silencio ayudará a tu alma y tu mente a estar preparado para la respuesta de sus ángeles.

Ahora, es importante que digas en voz alta, voz baja o mentalmente la siguiente oración:

«Te invoco, mi ángel de la guarda. Tú que me ayudas a gobernar mi vida correctamente, Tú, mi ángel, te lo agradezco sinceramente. A través del poder de los Cuatro Elementos, Fuego, Agua, Aire y Tierra, recibe mi Plegaria».

Luego de decir estas palabras, con tu mente en calma, haz la pregunta o petición con toda la fuerza de tu fe. No importa cuál sea tu pregunta, lo importante es que esta sea positiva, por ejemplo, ‘¿Qué me depara el futuro?’ O ‘ayúdame a conseguir el trabajo soñado’.

Ahora, te toca esperar la respuesta de tu ángel. Debes tener paciencia, no se aparecerán como seres alados y te darán la respuesta a tu pregunta, estos se manifestarán de diferentes formas, con señales en la calle, rótulos donde leerás alguna frase esperada, mediante la intuición e incluso podrían aparecer en tus sueños. Las respuestas pueden llegar inmediatamente, así como días después, solo tienes que ser paciente.

Si la respuesta no llega, o no existen señales de tus ángeles, puede que no haya sido la forma correcta de formular tu petición. Intenta hacerlo nuevamente sin preocuparte de que te vaya a salir mal otra vez. Recuerda que, si tienes fe, todo es posible.

Existe una posibilidad de que tus ángeles no respondan a lo que pediste y esto es cuando tu pregunta tiene que ver con una cuestión negativa. Si les pediste que lastimaran a alguien, ten por seguro que esto no pasará.