Whatthegirl.com Lima Miércoles, 28 / Nov / 2018

Oración a San Judas Tadeo: ¿por qué se celebra la novena y misa el 28 de cada mes?

En América Latina, uno de los santos más venerados es San Judas Tadeo, y miles de fieles celebran su fervor los 28 de cada mes.

San Judas Tadeo: ¿por qué se celebra la novena y misa el 28 de cada mes?
San Judas Tadeo tiene miles de seguidores en todo el mundo.

Si bien, la fecha principal de San Judas Tadeo es el 28 de octubre, los 28 de cada mes, sus fieles asisten a diversas iglesias o comparten en redes sociales sus oraciones al "Patrono de las causas imposibles". La devoción es muy grande en diversas partes del mundo.

San Judas Tadeo se ha convertido en uno de los santos más queridos de la Iglesia Católica, y sus devotos aseguran haber recibido innumerables favores solo por la fe que profesan.

Sus seguidores se reúnen los 28 de cada mes, para realizar una novena y misa en honor al santo, que también es patrono del trabajo, y así festejar el mesario de su celebración.

En México, la mayoría de los fieles visitan a fin de mes el Templo de San Hipólito, en el centro de la Ciudad de México, mientras que en Perú, el punto principal de la peregrinación es la Iglesia de San Francisco de Lima. Panamá, Guatemala, Cuba, Chile y España son otros de los países donde San Judas Tadeo tiene mucha aceptación.

Cuenta la historia, que Santa Brígida de Suecia, patrona de Europa, escribió que un día Jesús le recomendó que cuando deseara conseguir ciertos favores los pidiera por intercesión de San Judas Tadeo. Por esta razón es considerado patrono de las causas imposibles.

San Judas no es aquel Judas Iscariote que traicionó a Jesús en la última cena, sino Judas Tadeo, otro de los apóstoles de Jesucristo.

Oración a San Judas Tadeo por las causas imposibles

Apóstol San Judas Tadeo, fiel amigo y servidor de Dios. Aunque tu nombre lo lleve aquel que traicionó al Maestro, y quizás esta sea la causa por la cual otros te hayan olvidado, tu caminar ha sido intacto y por ello te has ganado el digno lugar al lado de Nuestro amado Señor.

Te reconocemos como el Patrón de los casos más difíciles. Eres nuestro abogado y nuestro más firme aliado. Hoy la iglesia honra tu nombre santo, universalmente te aclamamos. Te pedimos que ruegues por nosotros. Has de tu ruego mi privilegio. Sé que tú socorres a quien a ti acude. Mi esperanza me abandona, por eso me aferro a ti mi San Judas Tadeo. Ven a aliviar mis aflicciones.

En el cielo sé que se oyen mis tribulaciones y necesidades, mis sufrimientos y mis pesares. Bendíceme Padre Santo. Atiende al llamado de tu devoto, escucha a tu apóstol, intercesor y abogado.

Desde hoy yo te prometo, proclamare tu devoción, me acordaré de este favor y te honraré como mi protector. En mi más grande fragilidad, pueda yo extender tu fe, y sea mi testimonio el eco que todos conocen de tu misericordia.

En tus manos y las de Dios, hoy quedó postrado ante ti. Me inclino y pido tu bendición, no necesito de nada más. Con tu protección y tu compañía, pueda caminar en paz. Amén.