Whatthegirl.com Lima Jueves, 05 / Jul / 2018

¿Cuántos tipos de maestros hay?

Después de tus clases favoritas llega la hora del tormento. ¡Sí! Llego la del profesor que te hace sufrir al momento del dictado de sus clases.

Día del Maestro: ellos son los tipos de profesores que nos han hecho sufrir
Tipos de profes que odiamos

Dicen que no hay mejor etapa que la de ser escolar o universitario, pero no recuerdan que tenemos que lidiar con unos docentes que nos hacen sentir 45 minutos, en una eternidad de no acabar.

Después de tus clases favoritas llega la hora del tormento. ¡Sí! Llego la del profesor que te hace sufrir al momento del dictado de sus clases. ¿Te ha tocado alguno así? Pues con los tipos de profesores que te mostraré a continuación, verás que tengo la razón:

1. El amigo de todos

Conocer profes que nos hacen pasar agradables horas con dictados amenos, es increíble. Pero existen los que se creen amigos de todos.

No pusieron un Stop y lamentablemente nuestros compañeros que no saben medir sus límites, se pasan de frescos, y en vez de tener una clase donde se va a aprender, obtenemos un circo gratuito. Bah. ¡Qué enojo!

2. El rapero

¿Quién no pasó por ese momento estresante, donde el profe empieza a hablar, hablar y hablar tan rápido que uno no sabe si dicta clases o está en un concurso de freestyle?

Y para sumarle, indica que tomemos apuntes de los que nos está enseñando. ¡OMG! Podremos ser hábiles pero tampoco tanto.

3. El traumático

“Estudien que por ahora solo compiten contra 50 pero cuando vayan a la universidad ahí los quiero ver”. Pasan los años, entras a la universidad. Te sacas la mugre estudiando y en tus últimos ciclos sueñas con llegar alto.

“Ahora sí, llegara mi momento. Me falta poco y tendré trabajo para tener lo que yo desee, ¡Yes!”. Entra el docente del ciclo IX y te baja toda la ilusión con la frase típica: “Jóvenes disfruten la U, ahora es fácil, lo que no es fácil es obtener una plaza en la calle”.   

4. El vago

Estamos en esa edad que no toleramos que nos den deberes por hacer. Seamos sinceros, no queremos hacer nada. Pero en parte queremos aprender.

Ya lo sé, somos un caso los de esta época. Es que a veces nos cruzamos con profes tienen tiempo para chatear, llamar o hablar de otras cosas pero no para enseñar la clase que corresponde. ¡Profes, ustedes son los del ejemplo, please!

5. El bipolar

Todos sabemos que llega ese momento en el cual no sabemos si serán unas clases armoniosas o catastróficas, es como la película Saw. No digan que no, pues todos pasamos por ello.

Existen esos profes que cambian de actitud en cualquier momento, que hasta examen relámpago o el famoso “Quiz” sale de la nada.