Whatthegirl.com Lima Jueves, 28 / Mar / 2019

¿Quién es Dumbo?

El verdadero animal tenía por nombre "Jumbo" y lo capturaron en Abisinia, antes un reino africano, en 1862. Le pusieron así porque significa "Hola" en el idioma suajili.

Conoce la verdadera y triste historia de
Conoce la verdadera y triste historia de "Dumbo"

La mayoría de películas de Disney o sus derivadas, han llegado a la pantalla grande luego de haber sido revisadas sus historias en la vida real. La última que han lanzado se llama "Dumbo" y estoy segura de que has escuchado hablar de él Cuando era niña, mi mamá me contaba su cuento y no podía dormir si es que ella no lo hacía.

Después, esto pasó a ser un film y ahora, el director Tim Burton, se ha encargado de regresarnos a la infancia con un remake. Sin embargo, debes saber que se inspiró en la historia verdadera de este elefante bebé con orejas grandes que llegó a un circo para que pueda catapultarlo como el mejor de todos los tiempos.

El verdadero animal tenía por nombre "Jumbo" y lo capturaron en Abisinia, antes un reino africano, en 1862. No se sabe muy bien si en realidad mataron a su madre porque lo estaba protegiendo, ya que él aún tenía dos años y medio de nacido. Le pusieron así porque significa "Hola" en el idioma suajili.

Lo trasladaron a París y luego a Londres donde lo canjearon por un rinoceronte. Llegó en un estado tan deplorable que nadie le daba fe a que viviera. Cuando llegó a esta ciudad en 1965, era raro tener a un animal africano, así que pensaron que podía ser la atracción del zoológico.

Abraham Bartlett, el director de ese zoo, se lo dejó encargado a Matthew Scott, un joven sin experiencia en elefantes. Como lo vio tan indefenso, durmió con él durante seis meses. En ambos se creó un lazo irrompible que solo la muerte lo separaría y así fue.

A medida que fue creciendo, se convirtió en una estrella de un zoológico ya que muchos lo visitaban, como te comentaba, era raro tener un paquidermo del África en Londres. Sin embargo, algo cambió en "Jumbo" que nadie podía explicar: de día era demasiado sociable, pero de noche, tenía arranques de furia y violencia.

Como la única persona que podía hacerle caso era Scott, este hombre no encontró mejor manera de calmarlo que dándole whisky. Lo embriagaba tanto que el elefante olvidaba por qué estaba furioso. No obstante, un veterinario llegó a la conclusión que se ponía así porque su dieta estaba hecha de mucha azúcar y eso le hizo perder sus dientes.

Tenía tanto dolor que su manera de demostrarlo era rompiendo cosas y maltratando a todo aquel que pasara por su delante. Como ya no podían controlarlo, lo vendieron al magnate circense estadounidense, P. T. Barnum. Él juntó a más elefantes y así "Jumbo" no se sintió solo.

El animal estaba en la flor de su auge cuando en uno de sus viajes, ya que Barnum lo promocionaba como el paquidermo más grande del mundo y así hacía dinero, vio que un elefante bebé iba a ser aplastado por una locomotora, así que el grande no lo pensó dos veces y se aventó para poder salvarlo. Murió al instante.

Sin embargo, esto no era del todo cierto, ya que en el documental donde cuentan su vida de verdad, uno de los narradores dijo lo siguiente: “Hizo creer que su muerte fue un gran acto heroico en el que Jumbo se sacrificó par salvar a la cría, pero no fue así”.

La verdad es que en mientras "Jumbo" iba a subir a un tren, otro venía en sentido contrario envistiéndolo, esto llevó a que tuviera hemorragia interna y muriera lentamente. Como a Barnum  no le importaba los sentimientos ni mucho menos el animal, intentó sacar dinero al cadáver de Jumbo por partida doble: vendió su esqueleto, e hizo disecar su cadáver, que les acompañaba durante las giras.

Cuando varios taxidermistas analizaron el cuerpo del elefante, vieron que en su estómago habían miles de billetes y monedas que él había aspirado en sus presentaciones, algunos dicen que fue el mismo Barnum quien hizo que se comiera todo eso para que cuando muriera, tuviera una fortuna.

Esta historia se hizo tan famosa que en los restaurantes de Estados Unidos todo lo que era relacionado a "Jumbo" significaba grande. Después, vino el cuento escrito por Helen Aberson quien en 1939 cambió su nombre por "Dumbo" que quiere decir "tontito".

Era una historia escasa, pero cuando llegó a las manos de Disney, lo convirtieron en una de las mejores películas infantiles. Mañana jueves 29 de marzo se estrenará el remake de Tim Burton. Ahora ya sabes que su historia no es tan genial como lo pintan los films.