Whatthegirl.com Lima Martes, 11 / Feb / 2020

Leyenda Sioux ‘El águila y el halcón’ revela el secreto para la felicidad en pareja

Juntos, pero no atados: la leyenda Sioux que revela el secreto para que las parejas se mantengan juntas y felices.

Leyenda Sioux revela el secreto de la verdadera felicidad.
Leyenda Sioux revela el secreto de la verdadera felicidad.

El mayor deseo de las parejas es mantenerse juntos a través del tiempo. Cuando nos enamoramos, no dudamos en pasar tiempo con esa persona y creemos que los dos somos uno solo e intentamos atarnos el uno al otro. Sin embargo, una antigua y bella leyenda Sioux asegura que para que la pareja perdure, estos deben trabajar en conjunto, volar uno al lado del otro, pero jamás atarse.

Esta leyenda proviene de un antiguo pueblo de los nativos americanos llamados Sioux. De entre sus ricas y mágicas historias encontramos esta, que ayuda a la felicidad de la pareja y es gracias a ellos que tenemos otras tantas como la de los atrapasueños.

Pero, ¿de qué trata esta bella leyenda? Pues se cuenta que una vez una pareja joven de indios Sioux fueron a visitar al chamán de su poblado para pedirle consejos sobre su relación. Ambos vivían cerca de Paha Sapa, las actuales Colinas Negras (Dakota, Estados Unidos), que son consideradas sagradas para este pueblo. El joven era ‘Toro Bravo’, un valiente guerrero cuyos principales valores eran la honorabilidad y la nobleza. La chica, ‘Nube Azul’, una joven de ojos rasgados y cabellera abundante a quien el amor por su pareja se le desbordaba por doquier.

La razón por la que los jóvenes visitaron al chamán de su pueblo fue porque tenían miedo de que su compromiso y ese amor que en el momento profesaban, se terminara. Temían incluso morir y no volver a encontrarse en otras vidas. Ellos deseaban con toda su fe que el anciano brujo les diera el secreto o algún conjuro para hacer de su amor, eterno.

El chamán impuso un reto muy difícil a la joven pareja. Cada uno debía coger un ave, el joven debía cazar un águila mientras que la chica un halcón. Una vez hecho el reto, debían atarlas de las patas y dejarlas ir. Y eso fue lo que hicieron, sin embargo, ambas aves no conseguían emprender el vuelo, pues solo se caían una y otra vez. Frustradas, las aves comenzaron a picotearse entre sí.

Entonces, el brujo se acercó y las desató y advirtió a los jóvenes a que aprendieran de lo que acababan de ver. Entonces dijo: “Si se atan el uno al otro, aunque sea con amor, lo único que vas a conseguir es arrastrarse, lastimarse y ser infelices. Si desean que su amor perdure: vuelen juntos bien alto, pero jamás atados. Porque el verdadero amor une, pero no encadena”.

Fue cuando comprendieron que el secreto para que su relación perdure es apoyándose mutuamente, sin perder sus ideales ni su identidad, y aprender que para ser felices no se necesita estar atada a alguien, sino volar uno al lado del otro.

Una leyenda que no deja de enseñarnos el verdadero significado de amar a alguien. Para mantener la magia en nuestra relación, es importante respetar los espacios personales sin dejar de lado que son un equipo.