¿Por qué pienso tanto en una persona? Conoce los significados

¿No puedes dejar de pensar en ese chico? Conoce algunas de las razones por las que no te lo quitas de la cabeza.

Lun, 03 / May / 2021 1:16 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels

Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels

Lun, 03 / May / 2021 1:16 pm

¿No puedes dejar de pensar en ese chico? Conoce algunas de las razones por las que no te lo quitas de la cabeza.

En algún momento de nuestra vida, no hemos podido sacar a un chico de nuestra mente. Lo tenemos revoloteando en nuestras ideas como pajaritos en el aire, sin embargo, seguro también te has preguntado por qué piensas tanto en una misma persona, y si la respuesta es que estás enamorada o no él.

El mantener a una persona en nuestra mente, es una tarea muy difícil, pues constantemente no te deja concentrarte en tus labores, andas con la cabeza en otro lado, o simplemente no puedes dormir. A esto se suma la etapa en la que ambos se encuentren, puede ser que todavía estén saliendo, apenas se conozcan o hayan terminado una relación.

Pero, yendo más allá de la respuesta de la atracción o el enamoramiento, existen algunas razones por las que no dejas de pensar en ese chico constantemente, así que solo debes seguir leyendo.

Te gustaría leer también:

1. La oxitocina

La oxitocina, mejor conocida como la hormona del amor, es una de las principales razones por las que mantienes a esa persona en tu mente, ya que cuando estás enamorada, tu cerebro comienza a liberarla en grandes cantidades, lo que hace que todo sea positivo e imagines situaciones perfectas al lado de tu galán.

Debes tener en cuenta que esto no es malo ni mucho te estás volviendo loca, al contrario, es algo que con los días comenzará a disminuir, pero, ten mucho cuidado si tus pensamientos comienzan a tornarse negativos, ahí es cuando debes tener cuidado y hacer un alto, pues puede terminar en una completa obsesión.

2. Las energías

Para las personas que creen en que las personas poseemos una energía única, se dice que cuando no dejas de pensar en alguien es por que ese alguien te transmitió una energía increíble que se quedó impregnado en ti, algo así como si te hubieran hechizado y esa energía juega con tu mente y tu cuerpo.

3. Las atenciones

Los chicos suelen ser muy atentos cuando están enamorando a alguien, y pues, ¿a quién no le gustan los buenos momentos? Incluso, cuando estos son tal como lo queremos, llegamos a considerarlos “el hombre perfecto” y esto hace que no te puedas sacar ni a la persona ni al instante en el que estuvieron juntos.

Cabe destacar que estas son las razones más comunes por las que no dejamos de pensar en esa persona y seguro te has identificado con alguna de ellas.

Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels
Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels

¿Qué significa cuando piensas mucho en una persona?

Ahora que ya sabes cuáles son algunas de las razones por las que no te puedes sacar a esa persona de la cabeza, ahora también tienes que saber que pensar mucho en una persona, no necesariamente significa que estás enamorada de ella, según la psicología.

Expertos señalan que pensamos mucho en alguien porque despertó un sentimiento negativo en nosotras, es decir, ira, rabia o enojo.

En muchos casos, esto ocurre cuando hay un rompimiento romántico de por medio, pues usualmente estamos solas un tiempo o buscamos una relación casi de inmediato para poder “olvidar” a la otra persona, pero, según el neurobiólogo Antoine Bechara, esto no sirve de mucho.

“Existe un circuito neurológico que fija con más intensidad los recuerdos que fueron incorporados de la mano de un fuerte contexto emocional”, señala.

En otras palabras, mientras más reciente sea a separación, el cerebro seguirá disparando imágenes y reacciones corporales que te llevarán a pensar en esa persona una y otra vez. Es por ello que se recomienda no tomar las cosas con prisa, ya que estas conexiones cerebrales irán disminuyendo con el tiempo.

¿Qué pasa cuando piensas mucho en una persona?

Se dice que cuando piensas mucho en una persona la atraes. A esto comúnmente se le conoce como la Ley de Atracción del amor, la cual consiste en enfocar nuestros pensamientos y, por ende, nuestras acciones a cuidar, atraer y conservar todo aquello que deseamos o amamos.

Esta teoría también nos indica que lo que mostramos por fuera es una clara muestra de nuestro mundo interior, es decir, si nos queremos o nos mostramos lo suficientemente seguras, podemos obtener todo lo que queramos, gracias a que ponemos todas nuestras energías para todo lo que hemos visualizado en nuestra mente.

“Nuestros pensamientos dominantes tienden a magnetizar nuestro cerebro y, por mecanismos que nadie conoce bien, actúan como imanes que atraen hacia nosotros las fuerzas, las personas y las circunstancias de la vida que armonizan con la naturaleza de dichos pensamientos”, afirma Napoleón Hill.

Asimismo, deja en claro que cuando queremos atraer a esa persona con el pensamiento, muchas veces somos conscientes e inconscientes de que todas nuestras acciones van dirigidas a atraerlas. Nos fijamos en aquello que les gusta y tratamos a moldear nuestra conducta para que se pueda sentir atraído hacia nosotras.

Por su parte, el neuropsicólogo de la Universidad de Stanford, Karl Pibram, afirma que el poder de los pensamientos radica en las imágenes que nuestro cerebro elabora, la cuales son una fuente de poder para que nuestras emociones, acciones y nuestro organismo actúe sobre ellas.

Te gustaría leer también:

¿Cómo saber si la otra persona piensa en mí?

Como ya sabemos, somos energía e irradiamos energía, por eso, es probable que también te haya pasado que cuando has pensando en alguien casi de inmediato o al cabo de un tiempo, esa persona te ha mandado un mensaje o te haya llamado de forma sorpresiva, aunque no hayan hablado en varios días.

Eso quiere decir que cuando pensamos en esa persona, es probable que la otra sienta cosas que no puede explicar y viceversa, así que presta atención a las señales con las que podrás reconocer que la otra persona está pensando en ti.

#1 Emociones inexplicables

¿Has tenido alguna corazonada? Es probable que hayas tenido este tipo de sensaciones de un momento a otro y sientes la necesidad de hablarle a esa persona. Es probable que tanto como tú has querido un mensaje suyo, él también lo haya deseado. Esto ocurre cuando existe una conexión muy fuerte entre ambos.

#2 Picazón en los ojos

Aunque no hay prueba científica evidente, algunos creyentes de la Ley de la Atracción consideran que cuando te pica un ojo sin ninguna razón física, como una alergia, es un claro indicio de que alguien está pensando en ti.

#3 Ardor en las orejas

Esta superstición es muy conocida, pues se dice que cuando las orejas te arden es porque alguien está teniendo pensamientos contigo. Incluso, señalan que cuando te arde la oreja derecha, son pensamientos positivos, mientras que, si te arde la oreja izquierda, son pensamientos negativos. Mucho ojo.

#4 Piel de gallina

La famosa piel de gallina también es una señal de que alguien te tiene en su mente, pues si tu piel se eriza sin alguna condición externa que lo provoque, es que la otra persona tiene en pensamiento emocional muy intenso contigo.

¿Has tenido algunas de estas señales físicas? Pues bien, es probable que cuando pienses en alguien, ese alguien también las tenga.

Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels
Por qué pienso mucho en un chico. Foto: Pexels

Cómo hacer que la otra persona piense en ti y te busque

Si hasta el momento, no has sentido nada de lo que te explicamos en el apartado anterior, aquí también te dejamos unos truquitos para hacer que tu crush o tu ex o tu galán piense en ti y te busque.

Ten en cuenta que lo primero que debes demostrarle a esa persona es tu propia seguridad y autosuficiencia. No te muestres desesperada por hablarle ni mucho menos demasiado interés, pues la otra persona también tiene que tener en claro que eres muy valiosa y que tiene suerte de estar con una gran mujer como tú.

Es importante también seducirlo de forma sutil. Si planeas atraer a ese chico que tanto te gusta y ya salieron a su primera cita, intenta mantener autocontrol y no lucir muy nerviosa, pues a veces, esto puede jugarnos en contra y terminamos ahuyentando a quien nos gusta. Recuerda, el contacto visual es parte fundamental de este juego de seducción.

Deja que te extrañe. Sí, sabemos que lo primero que queremos hacer al llegar a casa es escribirle y decirle lo bien que la pasamos, sin embargo, es recomendable que le des un poco de tiempo para que piense en lo afortunado que es al estar contigo. Pero ojo, ten mucho cuidado pues existe una línea delgada entre el espacio y el desinterés, pues si eres demasiado fría con él, puede ser una señal equivocada de que no buscas nada serio.

Además, es importante que no accedas de forma premeditada a cada reunión que él te proponga, pues también él deberá entender que no estás a su disposición y que tienes cosas qué hacer. Si te muestras muy accesible, ese chico perderá interés y cada vez menos pensará en ti.

Finalmente, mantén algo de misterio para después. No le cuentes todo lo que pasaste en la primera cita, ya que luego no tendrás de qué hablar. Deja que indague por su cuenta y que poco a poco descubra más de ti, esto no solo lo dejará con curiosidades, sino que no podrás salir de su mente en mucho tiempo.

Silene Mejía • Whatthegirl.com • Lun, 03 / May / 2021 1:16 pm