Whatthegirl.com Lima Lunes, 13 / Ene / 2020

Cómo hacer que te pasen cosas buenas

Tags: Bienestar

Las personas tenemos el poder de hacer que nos pasen cosas buenas con solo pensarlas y desearlas con el corazón.

Atraemos lo que nos pasa, señala el estudio.
Atraemos lo que nos pasa, señala el estudio.

Todos conocemos a alguien que siempre le pasan cosas buenas, mientras que nosotros nos preguntamos ¿cómo lo hace? Para Marian Rojas, psiquiatra del Instituto Español de Investigaciones Psiquiátricas de Madrid y autora del libro "Cómo hacer que te pasen cosas buenas", la explicación es muy sencilla.

Según Rojas, "la felicidad no es lo que te pasa, sino cómo lo interpretas". Esto se debe a tres factores:

  1. Nuestro sistema de creencias, pues todas las personas tenemos en nuestra mente ideas de cómo deben ser las cosas. Reaccionamos ante diferentes situaciones de acuerdo a nuestras creencias religiosas y políticas, es decir, nos ponemos en alerta cuando algo va en contra de lo que creemos o, por el contrario, simplemente disfrutamos de la conversación.
  2. Nuestro estado de ánimo altera nuestra interpretación de la realidad. Cuando recibimos una buena noticia, ya lo demás no importa o simplemente no le damos la importancia necesaria.
  3. Nuestro Sistema Reticular Activador Ascendente. Suena feo, ¿verdad? Pero esta parte del cerebro lo que hace es filtrar toda la información que nos llega de la realidad y solo captamos la que nos interesa. Además, deja muy en claro una frase que creemos te va a encantar “Lo que el corazón desea de verdad, la mente se lo acaba mostrando”.

Las personas que viven frenéticamente no le dan la oportunidad a su cerebro de relajarse, esto quiere decir que viven en constante tensión por hacer muchas cosas o por planificar otras tantas, y no disfrutan del silencio y del aburrimiento, pues los grandes genios de la historia hicieron sus descubrimientos cuando su mente estaba en paz y serenidad.

Vivir en constante alerta desencadena además enfermedades. Se ha demostrado que más del 50 % de las enfermedades se dan a raíz de los estados de ánimo de las personas. Por eso, si constantemente estás estresado o vives con resentimientos, eres muy propenso a adquirir cualquier enfermedad.

Nuestra sociedad tiene un ritmo muy acelerado que no permite a las personas parar y disfrutar de los momentos que nos brinda la vida. Esto también es una prueba de que las personas nos encontramos en una constante búsqueda para llevar una vida plena.

Rojas también propone una salida a todo esto y nos pone de ejemplo a la cultura oriental. Dicha cultura se enfoca más en lo interior y esa desconexión con el mundo exterior. Si la persona logra entender el cerebro y gestiona sus emociones correctamente, la persona mejorará su vida.

Cabe señalar que esto no es una guía para alcanzar la felicidad, pero puede servir de mucho para conocer la manera en cómo reacciona nuestro cerebro ante situaciones como el estrés y el caótico mundo exterior.