Whatthegirl.com Lima Viernes, 20 / Mar / 2020

Su último deseo fue tener relaciones con otros hombres

Una mujer identificada como Molly y diagnosticada con cáncer terminal, acumuló al menos 185 pretendientes en su celular.

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

Se dice que el cáncer de mama es uno de los peores males que aquejan a las mujeres, pues esta enfermedad no distingue de raza, condición social ni económica. A pesar de que el autochequeo y la detección temprana del cáncer puede salvar la vida de quien lo padece, muchas veces ya es demasiado tarde.

Tal es el caso de una mujer estadounidense que fue identificada como Molly. Ella, a sus 41 años, fue diagnosticada con cáncer de mama en fase terminal, enfermedad que le arrebató la vida 4 años después, en marzo de 2019.

La mujer al enterarse de la terrible noticia, decidió no darse por vencida y dejó plasmado en un podcast de 6 episodios titulado “Dying for sex” (Morir por el sexo), en donde narró como el sexo había logrado ser el único distractor de su enfermedad.

Antes de morir, Molly dejó a su marido, con quien ya llevaba varios años de casada y con quien había estado teniendo problemas de intimidad, pues Molly reconoció en uno de los episodios que fue ella quien alejó a su esposo porque quería tener encuentros íntimos con otros hombres.

"Sexualmente hemos tenido dificultades en mi matrimonio antes de que el cáncer avanzase. Había pasado mucho tiempo apartándole por mis propias razones", señaló en el episodio titulado “Finales Felices”.

Cuando la actriz Niki Boyer, se enteró de todo lo que estaba pasando en la vida de su amiga Molly, no dudó en reencontrarse con ella e invitarla a almorzar. Durante la comida, Boyer alentó a esta última a hacer el podcast y contar sus vivencias, como una forma de impulsar a otras mujeres a sobrellevar el cáncer y no dejar de hacer lo que quieran por la enfermedad.

“Dije: ‘aquí hay una historia’. Del sexo y de la enfermedad se habla poco”, afirmó la actriz en una entrevista para el portal Daily Mail.

Por otro lado, Molly contó que fue sometida dos veces a una mastectomía, a radiación, a quimioterapia y a cirugía mientras luchaba contra el mal. También aseguró que no se sentía una mujer físicamente atractiva luego de que le quitaran ambos pechos y le dijeran que no podía tener hijos.

Como parte del tratamiento, la mujer se sometió a una terapia hormonal el cual podría haber afectado su libido, sin embargo, el efecto que causó fue como el de una adolescente en toda la época de exploración sexual.

Esta fue la razón por la que acudió a una aplicación de citas con la que logró obtener el número de 185 hombres, pero lo que no contó fue con cuántos de ellos, llegó a algo más.

No cabe duda que Molly pasó sus últimos días sintiéndose bien y feliz. Eso es lo más importante, disfrutar nuestra vida como si fuera el ultimo día.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Dying for Sex premieres on February 12th on @wonderymedia. Tell everyone you know, we would SO appreciate it??

A post shared by Nikki Boyer (@nikkiboyer) on