Whatthegirl.com Lima Lunes, 21 / Ene / 2019

Sandra Bullock se molesta cuando escucha 'hijos adoptados'

Sandra Bullock dice que no se le debe llamar hijos 'adoptivos' porque de alguna u otra manera son sus hijos, no tienen por qué tener calificativos.

Sandra Bullock:
Sandra Bullock: "Dejemos de decir hijos adoptados, son hijos y punto"

Sandra Bullock es una actriz que ha saltado a la fama por los innumerables papeles que ha interpretado en su carrera. Sin embargo, 'Bird Box' fue la que le hizo renacer como el ave fénix. Sin embargo, esto se convirtió en un challenge siendo peligroso para las personas. 

Hace poco también nos enteramos que siempre estuvo enamorada de su colega Keanu Reeves pero que no fue correspondida. Él nunca supo de los sentimientos de ella, así que siempre se mantuvieron como amigos, al parecer, Sandra no quería malograr la amistad. 

Dolly Parton, una ex cantante de country, entrevistó a Jennifer Aniston para que nos contara más o menos cómo fue grabar las escenas de la película 'Dumplin'. Mientras la conversación avanzaba, apareció Sandra Bullock con un bandeja con tragos. Cuando Jennifer quiso agradecerle a su amiga por haberle traído una bebida, así que al verla tan feliz, decidió saludarla con un beso en la boca, en realidad fue un piquito, solo rozaron sus labios.

Su amiga Jennifer tiene la certeza de que ella no nació para ser madre y que serlo no la hará sentir mujer, al contrario, ella siente que tiene otras cosas por lograr y que en ningún momento pasó por su mente criar hijos. En cambio Sandra se unió al club de las madres que adoptan y ahora tiene dos pequeños: Laila y Louis, de cinco y ocho años, respectivamente. 

A pesar de estar enamorada de sus hijos, ella se enfurece cada vez que llaman a sus hijos 'adoptivos'. Ella asegura que hijos son hijos y no tienen por qué tener calificativos, así nos dio a entender en la entrevista que dio para la revista InStyle:

"Vamos a hablar de estos niños como nuestros hijos. Nunca digan ‘nuestros hijos adoptivos’. Nadie llama a un niño ‘hijo concebido sin buscarlo’, ‘hijo de FIV (fertilización in vitro) o ‘salí una noche de fiesta y terminé embarazada’. Solo digan ‘mis hijos’, porque eso son".

Desde que adoptó a sus bebés se ha mantenido alejada de los reflectores ya que en Estados Unidos y en algunos países, si ven que no los cuidas como si fueran tuyos y no te haces responsable, pueden quitarte la custodia y eso es lo que Sandra evitó: "Cuando adoptas a un niño hay un periodo de tiempo fijado y si algo va mal pueden quitarte a tu hijo. Son seis meses muy delicados y extenuantes".

Varias veces se sintió amenazada por los paparazzi ya que estaban lucrando con las fotos de su hija Laila y eso a ella le afectó ya que sabía que su maternidad estaba en juego: 

"En 2015 me di cuenta de que los ‘paparazzis’ habían tomado fotos de Laila e incluso estaban siendo vendidas entre los medios sin mi consentimiento. Yo había prometido legalmente protegerla de cualquier situación como esa. Terminé hablando a mis abogados, rogando por que la protegieran".

Felizmente ahora pasea con los pequeños pero siempre cuidando su imagen, además ella siempre ha estado fuera de escándalos y ha estado 100% comprometida con su trabajo.

 

Relacionados