Whatthegirl.com Lima Lunes, 17 / Feb / 2020

‘Vacaciones de mamá’: las madres necesitan tomarse unas vacaciones a solas

Tomarse unas ‘vacaciones de mamás’ no solo proporciona beneficios a las madres sino también a la familia.

Las vacaciones que merecen nuestras madres.
Las vacaciones que merecen nuestras madres.

¿Quién no quiere vacacionar y relajarse al menos por una semana? No importa dónde sea, las vacaciones son la mejor parte del año pues no solo te despejan, sino que te recargan de energía, esa que necesitas para seguir con tus actividades diarias. Pero, te has preguntado ¿en qué momento vacaciona mamá? La labor de una madre es de tiempo completo y por lo mismo ella también merece un descanso.

Según un estudio publicado en la revista Frontiers of Psychology, las madres deben darse un descanso a solas al menos una vez al año. Esto no solo las beneficiaría a ellas, sino también a toda la familia. “Al final se trata de preservar la salud mental de la mujer. Por mucho que haya amor de por medio, ser mamá es un trabajo muy estresante y, como todos los trabajos, es necesario tomar vacaciones de vez en cuando”, aseguraron los especialistas.

Las ‘vacaciones de mamá’ son un tipo de descanso que se toman las madres solo cuando estas han entendido la necesidad y los beneficios involucrados en el ‘tiempo para mí’. Es por ello que la Dra. Nava Silton, profesora de psicología de Cornell, revela la importancia de que los niños vean el equilibrio que idealmente se necesita lograr en una situación familiar.

Sin embargo, para muchas mamás tomarse un descanso de sus actividades como madres les parece una idea demasiado indulgente de aceptar, pero que es muy importante que comprendan que tomarse unas vacaciones y un descanso legítimo, es idóneo.

Ser mamá conlleva responsabilidades enormes, te hace perder el sueño e incluso te envejece más rápido. Por sus hijos, muchas mujeres han aprendido a dejar sus necesidades de lado y en algún momento de sus vidas, hasta ellas llegan a su punto crítico.

Está bien que te preocupen que las cosas de desmoronen en tu ausencia, por ejemplo, si estas planeando ir a la playa o viajar a otra ciudad. Pero, tomarse un descanso no siempre significa irte lejos, puedes intentar otras cosas para relajarte.

Si eres de las mamitas que se hace cargo de las tareas domésticas, puedes regalarte una mañana cada semana libre para ti. El hecho de que te hayas convertido en madre hace que tus fines de semana sean de limpieza y demás. Pero puedes tomarte un tiempo para ti e inscribirte a clases de yoga, leer un libro o arreglarte las uñas.

O tomarte un día completo libre al mes. Es importante reservarte un día al mes para descansar. Esto no quiere decir que te eches a dormir todo el día, sino que puedas hacer lo que más te gusta, sin estar pendiente de lo que tienes que hacer a continuación.

Evita hacer tareas domésticas todos los días. Sí, sabemos que es difícil que la casa se mantenga limpia o que la ropa se acumule en las cestas. Designa días en los que hagas estas actividades y si tienes hijos, involúcralos en el quehacer.

Finalmente, es importante que planees, programes y hagas realidad tus vacaciones de mamá. Aunque los puntos anteriores son geniales para que te tomes un respiro durante la semana o el mes, es crucial que tengas ese tiempo para tus vacaciones. Recuerda que al volver todo te parecerá mejor, serás más paciente y habrás recargado tus energías.