Whatthegirl.com Lima Jueves, 26 / Mar / 2020

Aplausos emocionan a abuelito con Alzheimer que cree que son para él

Anciano sale a su balcón a tocar su armónica todos los días y cuidadora le hace creer que los aplausos son para él.

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

En tiempos de coronavirus, las personas han creado miles de maneras de alentarse unas a otras. Una de ellas, y la que más se ha replicado en varias ciudades del mundo, es que los que se encuentran en confinamiento obligatorio salgan a sus balcones a aplaudir al personal sanitario como agradecimiento por todo el trabajo que vienen realizando en pie de lucha contra este penoso mal.

Es por ello que España, uno de los países europeos más golpeados por la pandemia, también se ha sumado a estos llamados ‘balconazos’. Gracias a esta acción, es que hace unos días se hizo viral la historia de un anciano que sale a tocar la armónica todos los días creyendo que los aplausos son para él.

Se trata de Hermann Schreiber, un abuelito oriundo de Alemania, quien desde los 5 años no se ha separado de su armónica. Él vive junto a su esposa en un edificio de Vigo. Ambos sufren de Alzheimer, enfermedad que ha hecho olvidar al hombre el español que hablaba con fluidez, y ha dejado en el silencio a su compañera de vida.

Es por ello que cada noche, cuando todos los vecinos salen a sus balcones a aplaudir, Hermann aparece tocando la armónica con una vitalidad nunca antes vista y con todas las ganas de recibir ese afectuoso aplauso de su vecindario por interpretar su instrumento.

Sin embargo, su cuidadora, Tamara Sayar, es quien estaría detrás de todo esto, pues fue ella quien le hizo creer que los aplausos eran para él, como agradecimiento por su grandiosa interpretación, acto que pone muy contento al anciano.

“Pedazo concierto, eh, Hermann”, “¿Ves? Te has puesto nervioso. Mucho público. Yo entiendo”, se escucha decir a Sayar mientras graba en vídeo al octogenario tocando la armónica. Él sonríe, sigue tocando y al finalizar el concierto, el hombre se une a la celebración batiendo sus propias palmas.

"No sé si he creado un monstruo, porque ahora Hermann ensaya todo el día", comenta la cuidadora de estos abuelitos, quien además confiesa tenerles mucho cariño a este par de abuelitos.

Por otro lado, el Alzheimer es una enfermedad degenerativa que afecta gravemente la capacidad de una persona de llevar a cabo sus actividades diarias, por eso, Sayar colocó un cartel muy grande en el cuarto de baño, para que la pareja recuerde la importancia del lavado de manos y cómo hacerlo correctamente.

Finalmente, los adultos mayores son parte de la población vulnerable y son ellos quienes presentan una alta tasa de mortalidad a causa del coronavirus, por esa razón es importante cuidar de ellos y de nosotras mismas quedándonos en casa.