Mujer se casa frente a la tumba de su prometido fallecido

Jessica Pagdet esperaba con ansias el día de su boda, pues hace como diez meses, Kendall Murphy, su pareja, le había pedido matrimonio.

Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

Jessica Pagdet esperaba con ansias el día de su boda, pues hace como diez meses, Kendall Murphy, su pareja, le había pedido matrimonio.

Tener un matrimonio es algo con lo que nuestros padres sueñan y muchas de nosotras también. No es fácil escoger a la persona correcta pero cuando la encuentras no hay nada ni nadie que pueda separarlos. 

Sin embargo, las historias de amor que vemos en las películas no son como en la vida real, esas tienen menos sufrimiento y poca verdad.

Una de estas es la de Jessica Pagdet. Esta joven esperaba con ansias el día de su boda, pues hace como diez meses, Kendall Murphy, su pareja, le había pedido matrimonio.

Todo estaba perfecto: ya tenía el vestido de novia, la fecha estaba separada, las invitaciones estaban repartidas, las maquilladoras y peinadoras esperaban el día, casi todos los preparativos estaban listos.

Hasta la sesión de fotos estaba pagada, las damitas de honor ya tenían todo completo, sin embargo, el día de la boda jamás llegó. 

¿Sabes por qué? Porque un conductor ebrio le quitó la vida a Kendall, que era un bombero voluntario, mientras atendía una emergencia. 

Esta noticia cayó como un baldazo de agua fría para Jessica. Sin embargo, todo lo que sentía por él se hacía más fuerte así que decidió seguir con todo lo planeado. 

Como te comenté líneas arriba, el paquete de fotos ya estaba cancelada así que decidió realizarlas junto a él, en su tumba. 

Primero fueron a un parque donde ellos iban y que tenía un significado especial. A pesar de posar sonriente con todas las cosas y recuerdos de su prometido, la tristeza la embargaba. 

Para que la sesión sea más hermosa, invitó a los padrinos, amigos y familiares para que formaran parte de las imágenes y para su sopresa, todos estaban vestidos como si se tratara del día de la boda. 

Jessica estaba demasiado emocionada que tuvo que tomarse unos minutos para continuar porque estaba llorando mucho. Tomó los girasoles que su suegro había puesto en unas botas de Kendall y posó sonriente. 

Cuando terminó, fueron al cementerio donde estaba enterrado para sacar la última foto. Luego de este largo día, la joven comentó lo siguiente a un medio de noticias local que se conmovió con su historia:

"Estoy realmente contenta de haber terminado haciéndolo porque no solo me estoy ayudando a mí misma y a mi familia, sino también a otros que están pasando por un momento difícil y un proceso de duelo. Me alegro de haberlo hecho, así puedo recordar a Murphy y esta es la mejor manera de honrarlo".

 

 

 

 

Si te gustó este artículo

...

Si te gustó este artículo

Ingresa a ChicaDeHoy.com, el sitio para la mujer actual