Whatthegirl.com Lima Miércoles, 22 / May / 2019

Cuatro beneficios para la salud de las dietas bajas en carbohidratos y cetogénicas

Una dieta baja en carbohidratos no solo causa más pérdida de peso sino que también conduce a mejoras importantes en la mayoría de los factores de riesgo para enfermedades del corazón, incluido el colesterol.

Dieta: beneficios de comer alimentos con bajo carbohidrato
Dietas bajas en carbohidratos

Las dietas bajas en carbohidratos han sido controvertidas durante décadas y en estos tiempos, en donde el amor por la comida ha cambiado y tiende a mostrarse más saludable, es importante saber si este tipo de dietas son beneficiosas o no.

Algunas personas afirman que estas dietas elevan el colesterol y causan enfermedades del corazón debido a su alto contenido de grasa.

Sin embargo, en la mayoría de los estudios científicos, las dietas bajas en carbohidratos demuestran que su valor es saludable y beneficioso.

Una dieta baja en carbohidratos no solo causa más pérdida de peso sino que también conduce a mejoras importantes en la mayoría de los factores de riesgo para enfermedades del corazón, incluido el colesterol.

Aquí, algunos beneficios comprobados para la salud de las dietas bajas en carbohidratos y dietas cetogénicas.

1. Las dietas bajas en carbohidratos reducen el apetito

El hambre tiende a ser el peor efecto secundario de una dieta. Es una de las razones principales por las que muchas personas se sienten miserables y finalmente se rinden. Sin embargo, comer bajo en carbohidratos conduce a una reducción automática del apetito.

Los estudios muestran constantemente que cuando las personas reducen los carbohidratos y comen más proteínas y grasas, terminan comiendo muchas menos calorías.

2. Las dietas bajas en carbohidratos conducen a más pérdida de peso al principio

Cortar carbohidratos es una de las formas más simples y efectivas para perder peso. Los estudios ilustran que las personas con dietas bajas en carbohidratos pierden más peso, más rápido, que aquellas con dietas bajas en grasas, incluso cuando estas últimas restringen activamente las calorías.

Esto se debe a que las dietas bajas en carbohidratos actúan para eliminar el exceso de agua de tu cuerpo, reduciendo los niveles de insulina y provocando una rápida pérdida de peso en la primera semana o dos. Casi sin excepción, las dietas bajas en carbohidratos conducen a más pérdida de peso a corto plazo que las dietas bajas en grasa.

3. Una mayor proporción de la pérdida de grasa proviene de la cavidad abdominal

No toda la grasa en tu cuerpo es igual. El lugar donde se almacena la grasa determina cómo afecta tu salud y el riesgo de enfermedad.

Los dos tipos principales son la grasa subcutánea, que se encuentra debajo de la piel, y la grasa visceral, que se acumula en la cavidad abdominal y es típica de la mayoría de los hombres con sobrepeso.

La grasa visceral tiende a alojarse alrededor de tus órganos. El exceso de grasa visceral está asociado con la inflamación y la resistencia a la insulina, y puede impulsar la disfunción metabólica tan común en Occidente hoy en día.

Las dietas bajas en carbohidratos son muy efectivas para reducir esta grasa abdominal dañina. De hecho, una mayor proporción de las personas gordas que pierden peso con las dietas bajas en carbohidratos, pierden principalmente la grasa de la cavidad abdominal.

Con el tiempo, esto debería conducir a una reducción drástica del riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2.

4. Los triglicéridos tienden a caer drásticamente

Los triglicéridos son moléculas de grasa que circulan en el torrente sanguíneo. Es bien sabido que los triglicéridos en ayunas altos (niveles en la sangre después de un ayuno nocturno) son un factor de riesgo de enfermedad cardíaca fuerte.

Uno de los principales impulsores de los triglicéridos elevados en personas sedentarias es el consumo de carbohidratos, especialmente la fructosa de azúcar simple.

Cuando las personas reducen los carbohidratos, tienden a experimentar una reducción dramática de los triglicéridos en la sangre. A pesar de que las dietas bajas en carbohidratos y las dietas cetogénicas tienen mala fama, son increíblemente beneficiosas para la salud en general.