Whatthegirl.com Lima Martes, 28 / Ene / 2020

Tener una hermana que no deja de hablar es beneficioso para tu salud

Una hermana que no deja de hablar brinda un efecto antidepresivo. No lo decimos nosotras, sino la ciencia.

Nunca te faltarán temas para conversar con una hermana parlanchina.
Nunca te faltarán temas para conversar con una hermana parlanchina.

Tener una hermana es uno de los mejores regalos que nuestros padres nos pudieron dar. Son nuestras amigas, nuestras cómplices, y no van a dudar en salir al frente por nosotras. Si crecer en compañía de tu hermana, independientemente de su edad, hace que seas más positiva y feliz, ahora imagínate que hable ‘hasta por los codos’, eso te trae mayores beneficios de los que crees de acuerdo a algunos estudios.

Según los investigadores de la Universidad de Montfont, en Reino Unido y la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, tener una hermana te hace más feliz y optimista. Para determinar ello, se entrevistó a 571 personas entre 17 y 25 años, y se descubrió que aquellos que crecieron una hermana, son más propensas a ser felices.

“Las hermanas parecen alentar una comunicación y cohesión más abierta en las familias. Por ello, es que la expresión emocional es fundamental para la buena salud y tener hermanas promueve esto", dijo el investigador encargado de este estudio.

Por otra parte, un estudio de investigación realizado por Laura Padilla-Walker de la Universidad Brigham Young, publicado en Science Daily, confirma el rol que juegan las hermanas en la dinámica familiar es de gran importancia. En este estudio se observó a 395 familias con por lo menos dos hijos de entre 10 y 14 años la cual también concluyó que los niños que tenían hermanos, se sentían menos solos que las que no, esto aplicaría para hermanos de ambos sexos.

Sin embargo, el mismo estudio reveló un beneficio nuevo para las que crecen con sus hermanas. El estudio afirma que ellas tienen un efecto antidepresivo.

Esto se debe a que las mujeres que hablan mucho o son parlanchinas, ayudan a crear mejores lazos de comunicación entre hermanas. Además, ayudaría a reducir el estrés y la ansiedad, así como surte un efecto antidepresivo cuando están juntas. Uno de los motivos por los que este vínculo es tan especial es que las hermanas se convierten en compañeras de toda la vida, modelos a seguir y por su naturaleza femenina una figura de protección, así lo explica la especialista: “Les dan a los niños algo que los padres no”.

Cathy Cress, experta en cuidados geriátricos, afirma que, aunque la relación de hermanas se enfríe durante la adolescencia, en la vida adulta este vínculo vuelve a tomar importancia y con el paso del tiempo se vuelve fundamental.

Está claro que las hermanas nunca van a decirte que no. Así vengas mil veces a contarles tus problemas ellas siempre te escucharán. Deja que tu hermana hable mucho, recuerda el efecto que ellas tienen en tu salud.