Whatthegirl.com Lima Martes, 04 / Jun / 2019

Donald Trump insultó a Meghan Markle

Donald Trump sobre Meghan Markle:"¿Qué puedo decir? No sabía que ella fuera horrible", contestó el político al serle preguntado sobre la opinión de la duquesa.

Meghan Markle: Donald Trump habló mal de la duquesa y su esposo la defendió
Donald Trump insultó a Meghan Markle y su esposo la defendió

Hace unos días, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue a Londres por una visita acordada con la familia real a Inglaterra. Fue bien recibido por la Reina Isabel II, sin embargo, su asistencia dio mucho de qué hablar luego de que hace unos años lanzara fuertes comentarios contra el alcalde de esa ciudad y el Brexit.

Él y su esposa Melania tuvieron una linda estadía ya que la matriarca del Palacio de Bunkigham organizó un banquete en la noche para celebrar la llegada de sus hermanos americanos. "La reina y toda la familia real estuvieron fantásticos", tuiteó el mandatario después de su visita.

Sin embargo, esto no fue lo que llamó la atención sino la calificación que tuvo contra la duquesa de Sussex, Meghan Markle, a quien tildó de "horrible" por haber hablado mal de él cuando era candidato a la presidencia por el partido republicano, a la Casa Blanca. 

Trump hizo estas declaraciones en una entrevista que publica este sábado el tabloide británico "The Sun" con motivo de la visita de Estado de tres días al Reino Unido que empezó el lunes 03 de junio, invitado por la reina Isabel II, como te comenté líneas arriba.

En la conversación con el diario, el mandatario admitió que no estaba al tanto de que la ex actriz, que se casó con el príncipe Harry en mayo del 2018, apoyase a la demócrata Hillary Clinton a la presidencia de Estados Unidos en el 2016, y que ella sugiriera que se marcharía de su país si ganaba Trump.

Donald Trump insultó a Meghan Markle

"¿Qué puedo decir? No sabía que ella fuera horrible", contestó el político al serle preguntado sobre la opinión de la duquesa. No obstante, el presidente consideró que Meghan Markle podría ser una princesa "muy buena" y dijo que fue "bonito" que ella se uniera a la familia real británica.

Durante su visita de Estado, Trump será recibido con honores y se reunirá con varios miembros de la familia real, pero en esos encuentros no estará presente la duquesa de Sussex, pues hace unas semanas dio a luz al primer hijo de los duques, Archie, todavía no asistirá a eventos públicos.

Sin embargo, algunos creen que no fue por resentimiento a lo que dijo el presidente. No obstante, después de estas declaraciones, Donald Trump, negó que haya calificado a la estadounidense Meghan Markle, de "horrible" por haber hablado mal de él cuando era aspirante a la Casa Blanca y culpó a los medios de comunicación de inventárselo.

"Nunca llamé a Meghan Markle 'horrible'. ¡Fue inventado por los medios de comunicación falsos y han sido pillados! ¿Se disculparán la (cadena de televisión) CNN, el (diario) The New York Times y otros? ¡Lo dudo!", señaló Trump en su cuenta de Twitter.

En medio de fuertes medidas de seguridad, Trump iniciará su primera visita de Estado al Reino Unido, la tercera de este tipo de un presidente de EE.UU. bajo el reinado de Isabel II, tras las que hicieron George W. Bush en 2003 y Barack Obama en 2011.

En esta ocasión, se espera que la presencia de Trump genere protestas, con una gran manifestación prevista el martes en la céntrica plaza londinense de Trafalgar mientras el presidente y la primera ministra se reúnen en la residencia de Downing Street.

Príncipe Harry defiende a Meghan Markle

Después de que llegaran al Palacio de Bunkingham, Donald Trump, su esposa Melania y la Reina Isabel II, iban a visitar una especie de museo donde se mostraría las piezas que forman parte de la historia de Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero no solo iban a ir ellos, también el príncipe Harry.

Para el almuerzo de todos, la prensa no tenía permitida su entrada pero sí podían tomar fotos fuera del lugar. ¿Cómo podía almorzar tranquilo si ese señor insultó a su esposa? Pues la única manera que tuvo Harry de hacerle saber su malestar, era su cara.

Date cuenta que es un caballero. No lo insultó, no lo agarró a golpes, no hizo nada. Su postura demostró claramente que no quería estar ahí y obviamente, Donald Trump se dio cuenta, y quién no si los fotógrafos capturaron todo ese momento. De acuerdo con la cronista Emily Andrews, el príncipe estuvo distante con el mandatario.

"El príncipe Harry, que también estaba en el almuerzo privado, estaba notablemente distante. Entró con Ivanka (¿se suponía que le mostraría la exhibición? o tal vez se sentaron al lado del otro en el almuerzo) y luego se desvió para hablar con el Lord Chamberlain (el Conde Peel)", escribió en el Twitter.

¿Viste lo incómodo que estaba? Pues tampoco quería pasar por alto lo que había dicho y que después que lo negara le pareció patético. Él estuvo presente por respeto a su abuela, la reina Isabel II y por Melania con quien sí tiene una buena relación.

Está tan molesto que no asistió a la cena que había programado la matriarca de la familia real, ya que le pareció suficiente acompañarlos a conocer ese museo.