Whatthegirl.com Lima Lunes, 25 / Jun / 2018

Estas son las razones por la que no debes realizar duchas íntimas

. Existe la famosa ‘ducha íntima’, esto hace que lavemos el interior de nuestra zona con agua y otros productos.

Razones por las que no debes realizar realizar duchas íntimas
Razones por las que no debes realizar realizar duchas íntimas

Todas las mujeres sabemos que es súper importante mantener la higiene íntima ya que es un zona sensible y está expuesta a diferentes tipos de infecciones porque es húmeda.

Muchas utilizamos el jabón íntimo, protectores diarios, ropa interior de algodón, nos cambiamos periódicamente las tollas higiénicas y muchas cosas más para evitar problemas ginecológicos.

Sin embargo, parece que eso no es suficiente para nosotras. Existe la famosa ‘ducha íntima’, esto hace que lavemos el interior de nuestra zona con agua y otros productos.

Pero, no todo lo que has leído sobre hacerlo es cierto. Practicarlo constantemente aumenta el riesgo de que contraigas infecciones y el pH natural se vea afectado.

A pesar de que lo pintan como algo que toda mujer debe hacer para mantenerse más fresca y no huela mal, es todo lo contrario. Los especialistas aseguran que la zona íntima puede inflamarse.

No solo eso, tienes más riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual o alguna enfermedad pélvica y no sería nada descabellado que tengas un embarazo ectópico, es decir, que el óvulo fecundado esté en las trompas de Falopio.

De acuerdo con la ginecóloga experta en este tipo de temas, Sofía Herrera, las razones por las que una mujer no debe tomar este tipo de duchas son las siguientes:

 

 

1. Infecciones

Estás más propensa a sufrir vaginosis bacteriana, esto se debe a que tu zona íntima, al estar en constante limpieza, no permite que exista una barrera protectora dejando pasar a las bacterias y hongos.

 

 

2. pH cambiante

Cada vez que tomes una ducha íntima hará que el pH de tu zona cambia regularmente.

 

 

3. Riesgo de enfermedades

Es 70% seguro que sufras inflamación de ovarios y de útero.

 

 

Como expliqué líneas arriba, el embarazo será más complicado ya que si el óvulo se sitúa fuera del útero, la madre y el niño corren peligro de muerte. Así que si quieres evitar todos estos riesgos, busca otras alternativas de limpieza y así evitar problemas ginecológicos.

 

 

 

¿SE RECOMIENDA USAR DUCHAS VAGINALES? Hace muchos años se convenció a las mujeres de la necesidad de lavarse sus "partes íntimas" y utilizar para ello una ducha vaginal. Después de varias advertencias a través de los años sobre los problemas que pueden traer estos lavados, podría pensarse que esta práctica ya es obsoleta. Sin embargo, sólo en Estados Unidos se calcula que una de cada 4 mujeres de entre 15 y 44 años utiliza duchas vaginales, según cifras de la Oficina para la Salud de la Mujer del Departamento de Salud. Esto, a pesar de que los ginecólogos recomiendan no hacerlas. Porque el lavado de la vagina ha sido asociado a infecciones vaginales, infecciones de transmisión sexual, enfermedad pélvica inflamatoria y embarazos ectópicos. ¿Por qué no se deben usar? El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) recomienda a las mujeres evitar la práctica de las duchas vaginales. Estos lavados, explican los expertos, desequilibran el balance de bacterias en la vagina y pueden alterar la acidez del tracto genital (Bacilos de döderlein). Los cambios en la composición bacteriana que normalmente reside en la vagina puede conducir a un mayor riesgo de infecciones vaginales y el lavado también puede provocar la propagación de bacterias dañinas en el interior del tracto genital. "La vagina es un órgano que se autolimpia, Así que evitemos usar una ducha vaginal". Cuando tratas de limpiarla tú misma utilizando una ducha, en realidad estás eliminando los microbios normales y sanos además de cambiar temporalmente el balance de pH (acidez natural) de la vagina. En lugar de ofrecer protección, esto establece un ambiente que facilita el desarrollo de infecciones. Consulta a tu ginecólogo antes de usar duchas vaginales que puedan traer problemas de salud #duchavaginal #infecciónvaginal #cenfer #clínicalugo #ginecotips #medlife #obgyn #ginecologa #fertinat

A post shared by Dra. Natalia Antón Delgado (@fertinat3) on