Whatthegirl.com Lima Lunes, 03 / Feb / 2020

La increíble historia de una perrita y su humana que luchan juntas contra el cáncer

Tags: Cáncer Perros

Sara y su perrita Freyja, ambas con cáncer, nos dan lecciones de cómo el amor puede ayudar a vencer cualquier pronóstico.

SIGUENOS EN:

Google News
Whatthegirl.com
Whatthegirl.com

No cabe duda alguna que las mascotas son ángeles en la tierra, y que, en lugar de alas, tienen colita. Los perros son los animales más fieles del mundo y nos han demostrado qué es el amor incondicional. Con la historia que te presentamos a continuación, sabrás de lo que estamos hablando.

Sara y Freyja son dos almas que se unieron por una sola razón, permanecer una al lado de la otra todo el tiempo y en los peores momentos. Freyja es una perrita cruza de labrador y Border Collie, de color negro y de ojos de aceitunas que rebosan de gozo cada vez que ven a Sara llegar a casa. Ambas la pasaban bien acompañándose mutuamente, en las tardes de paseo y las noches de sueño.

Hasta entonces todo era felicidad, cuando una tarde mientras Sara acariciaba a Freyja, notó que cerca de una de sus tetillas tenía un bultito, lo que le preocupó mucho llevó de inmediato a su mascota al veterinario. En un primer diagnóstico los médicos le dijeron que podría tratarse de un quiste. Sin embargo, con el pasar de los días, aparecieron más de estos bultitos en el cuerpo de Freyja, lo que volvió paranoica a Sara.

Luego de muchos estudios, los resultados no fueron nada alentadores, Freyja tenía cáncer de mama muy avanzado para el cual, la quimioterapia no era una opción. A la perrita le dieron una esperanza de vida de solo 6 meses. Sara y su marido tomaron la decisión de darle la mejor calidad de vida a Freyja hasta el día que tenga que partir.

Un día, viendo televisión, Freyja se volvió loca e insistentemente le tocaba el seno izquierdo a su humana. Sara lo tomó como una señal de que algo malo podría estar ocurriendo en su cuerpo, por lo que decidió acudir al médico a la brevedad. ¿El resultado? Cáncer de mama en estadio 1.

Sara tenía un tumor de 35 mm en el seno, el mismo que Freyja le señalaba con tanta insistencia. Sara indicó que le impresionó el sexto sentido de su mascota, pero a quien estaba eternamente agradecida por haberle advertido de lo que le ocurría.

Con el transcurrir del tiempo, la familia se preocupaba pues el tiempo de Freyja se acortaba cada vez más. Sin embargo, la perrita logró vivir más tiempo del que los médicos le habían previsto. La perrita acompañó a su dueña hasta el momento en que ella salió victoriosa del cáncer, y aunque Freyja sigue batallando con ese mal, no pierde esas ganas de vivir para seguir al lado de su dueña.

Han pasado ya cuatro años desde el diagnóstico y Freyja sigue junto a Sara.

 

SIGUENOS EN:

Google News